Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Alianzas, negocios, familia
- Programa “progresista” y campaña del terror
- Los pequeños comercios italianos se funden de a miles

- Sumario completo enero de 2018





Sobre el autor

Nicolas Dot-Pouillard
Investigador en ciencias políticas en Beirut.
plus...



Página de inicio >> Enero de 2018

Combatientes árabes junto al régimen sirio
¿Los nuevos hijos de Gamal Abdel Nasser?

por  Nicolas Dot-Pouillard

El régimen sirio debe su reconquista del terreno no sólo a la aviación rusa, sino también a las unidades extranjeras que combaten para su subsistencia: Hezbollah libanés, brigadas chiitas iraquíes o afganas, cuadros militares iraníes. No tan conocida, la Guardia Nacionalista Árabe reivindica una ideología socializante y panárabe.

Desde mayo de 2013, la Guardia Nacionalista Árabe (GNA) moviliza varios centenares de voluntarios originarios del Magreb y de Medio Oriente junto a las Fuerzas Armadas sirias. Si bien su número exacto es secreto, Bassel al-Kharet, su responsable en Alepo, reconocía en febrero de 2017 la muerte de ciento cincuenta “mártires” nacionalistas árabes en Siria desde hace cuatro años. El mes siguiente, la GNA también anunciaba el deceso de uno de sus comandantes, Iyad Jabbouri, de nacionalidad iraquí, en la provincia de Palmira en combate contra el Estado islámico (EI). Si la Guardia interviene en Homs, en Quneitra, o en los Altos del Golán sirio, es en la Guta oriental, al este de Damasco, donde más combate, apoyando a la cuarta brigada del ejército gubernamental en los enfrentamientos contra los diversos grupos de la oposición...

Texto completo en la edición impresa del mes de ENERO-FEBRERO 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.