En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Imágenes y Verdugos por Ignacio Ramonet

¯Las raíces del escándalo de la cárcel de Abu Ghraib no residen en las inclinaciones criminales de algunos reservistas, sino en una decisión aprobada el año pasado por el secretario de Defensa Donald Rumsfeld˜, comienza el artículo de Seymour Hersh en The New Yorker del 17-5-04. La ineludible responsabilidad de la dministración Bush en las torturas a prisioneros iraquíes echa por tierra lo que podía quedar de credibilidad para los declarados objetivos del ataque militar a Irak, fundado en falsedades y fracasado en sus objetivos.

«Estados Unidos se compromete a eliminar la tortura a escala mundial, librando este combate con el ejemplo. Llamo a todos los gobiernos a que se unan a Estados Unidos y a la comunidad de las naciones de derecho para prohibir, investigar y castigar todos los actos de tortura, e impedir otros castigos crueles y desproporcionados.»
George W. Bush The Washington Post, 27-6-03.

Imágenes y verdugos por Ignacio Ramonet*

La trampa de la guerra colonial se cierra sobre los invasores de Irak. Como las tropas francesas empantanadas otrora en Argelia, las británicas en Kenya, las belgas en el Congo y las portuguesas en Guinea-Bissau (incluso hoy las israelíes en Gaza), las fuerzas estadounidenses constatan que su aplastante superioridad no basta para ahorrarles secuestros, emboscadas y otros atentados mortalesä Para los soldados en el frente, la ocupación de Irak se transforma en un descenso a los infiernos.

Un conflicto colonial se caracteriza por la arrogancia de sus ocupantes, su convicción de pertenecer a una categoría superior (más «civilizada», más «avanzada»), por el desprecio al colonizado y a veces hasta la negativa a admitir su pertenencia a la especie humana (1).

Esta «fatuidad colonial» lleva naturalmente al ocupante, en nombre de una «misión superior y sagrada» (defender el Bien contra el Mal, proteger la civilización, instaurar la democracia) a hacer un uso desproporcionado de su fuerza. Así, en Falluja, a comienzos de abril, para castigar a los autores de la profanación de cadáveres de cuatro custodios privados muertos en un atentado las fuerzas estadounidenses no vacilaron en bombardear barrios residenciales, provocando la muerte de 600 (...)

Artículo completo: 1 124 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2004
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Compartir este artículo