En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Legitimar las políticas belicistas

Burdas amalgamas entre islam y fascismo

Mientras Estados Unidos se empantana en Irak, donde se exacerba la guerra civil, la administración de George W. Bush sigue justificando sus intervenciones en Medio Oriente en nombre de la lucha contra el “fascismo islámico”. Este marco ideológico permite encuadrar en la misma categoría a movimientos completamente diferentes, desde Al-Qaeda a Hezbollah, pasando por los Hermanos Musulmanes.

“Proceden con grandes conceptos, tan grandes como vagos: LA ley; EL poder; EL maestro; EL mundo; LA rebelión; LA fe. De este modo, pueden hacer mezclas grotescas, dualismos superficiales, la ley y el rebelde, el poder y el ángel.” Al hacerlo, “arruinan el trabajo” que consiste en “formar” conceptos de fina articulación, o muy diferenciada, para evitar las amplias nociones dualistas”. Es en estos términos que Gilles Deleuze denunciaba en 1977 lo que denominaba el “pensamiento nulo” de los “nuevos filósofos”.

Treinta años más tarde, estos pensadores, siempre “nulos” pero ya no tan “nuevos” y aun menos “filósofos”, están a la vanguardia para difundir en Francia, en base a “mezclas grotescas”, el concepto vacío de “fascismo islámico”.

Podría no prestársele atención si este concepto de “fascismo islámico” no hubiera sido utilizado públicamente por el presidente George W. Bush, en una conferencia de prensa el 7 agosto de 2006, y luego en otros discursos oficiales estadounidenses, en los que se incluía a organizaciones completamente diferentes unas de otras (Al-Qaeda, los Hermanos Musulmanes, Hamas y Hezbollah), haciendo de estos movimientos “los sucesores del nazismo y el comunismo”. La recalificación de la “guerra contra el terrorismo” como “guerra contra el fascismo islámico” y por ende la inscripción de los movimientos fundamentalistas musulmanes en la línea de los “totalitarismos” del siglo XX no es inocente. Apunta a relegitimar las políticas belicistas, basándose nuevamente en amalgamas y en los viejos artilugios aún eficaces de la “política del miedo”.

Artículo completo: 325 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2006
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Stefan Durand

Compartir este artículo