En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Crédito y bisturí

Cirugía estética para sortear la crisis

En la primavera de 2007, conversando por teléfono con dos banqueros desde su oficina de la Universidad de Middlebury, en Vermont, Laurie Essig anunciaba, categórica, que Estados Unidos estaba en vísperas de una importante crisis. Sus competencias en economía le alcanzaron, sin embargo, para pagar la cuenta de su café matinal. Pero su ámbito de investigación en sociología, la cirugía estética, la había colocado en los primeros planos para asistir a lo que ella llama “la crisis de las subprimes del cuerpo”.

En efecto, en Estados Unidos, el 85% de las prácticas estéticas (cirugía, pero también láser o inyecciones) se pagan por medio de un préstamo. No requieren ningún aporte mínimo, como ocurre en todos los países del mundo, con excepción de México y Australia. Esta situación se debe a dos medidas tomadas por Ronald Reagan poco después de su llegada a la presidencia en 1981: por un lado la autorización de la publicidad médica y, por otro, la desregulación del crédito. Los organismos especializados en el financiamiento de las prácticas médicas, entre los cuales el más importante es CareCredit, una filial de General Electric, conceden préstamos a todo el mundo, incluso a los que están en situación más precaria...

Artículo completo: 230 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2011
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Mona Chollet

De la redacción de Le Monde diplomatique, París.

Compartir este artículo