En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Una élite alérgica al cosmopolitismo »
Siguiente artículo: « Jordania espera su primavera »
>

Una región, dos países... y un intenso contrabando

India-Bangladesh

Después de 25 años de esfuerzos, India tiene previsto terminar de cercar este año su frontera con Bangladesh: 3.286 kilómetros, es decir, la barrera geopolítica más larga del mundo. Pero parece que este muro, proeza del nacionalismo, es menos infranqueable de lo que se cree. Pasan tantas cosas a través de él... Personas, una lengua común, ganado, ajo, saris, especias, jarabe contra la tos, utensilios de cocina y cuatro milenios de historia bengalí.

Bengala Occidental, India. A lo lejos, dos personas caminan bordeando la frontera, una vestida de blanco, la otra, de naranja. La primera rueda por el terraplén tendiendo las manos para ayudar a la segunda. Juntas, chapotean por un canal estrecho, con el agua hasta la cintura, entre los jacintos de agua violetas. A 500 metros a su izquierda, se erige una sección de la famosa barrera. Pero acá, no hay nada. Solo una luz crepuscular en la que todo se disuelve. Las dos minúsculas siluetas trepan el talud por un camino de tierra, a lo lejos. Y listo, ya cruzaron, desapareciendo en los repliegues del terreno de otro país. Costo total del viaje: de 500 a 1.000 rupias (entre 7 y 14 euros) la ida simple, dependiendo del grado de intimidad con los guardias sobornados.

“Bangladesh está justo ahí atrás”, nos indica Shoun señalando una línea de palmeras de dátiles. Una sonrisa ilumina los delicados rasgos del niño. “Estoy orgulloso de vivir acá, con dos países antes mis ojos”...

Artículo completo: 253 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de agosto 2012
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Elizabeth Rush

Escritora, miembro de la agencia fotográfica Makoto.

Compartir este artículo /