En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Organismos fiscalizadores indagan financiamiento ilegal de campañas

Penta-UDI: Dinero, política y poder

El escándalo vinculado al grupo económico Penta, controlado por Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, alcanzó una divulgación mayor cuando el Servicio de Impuestos Internos (SII) entregó los antecedentes de la emisión de facturas y honorarios falsos, dando lugar a la investigación de la Unidad de Alta Complejidad de la zona Metropolitana Oriente, la cual con seguridad originará nuevos antecedentes sobre los ilícitos denunciados. Según el SII, ellos suman “un total de 258 documentos falsos, entre facturas no afectas o exentas de IVA y boletas de honorarios, por un monto líquido de $615.745.226” (09/10/14). Son hechos a esclarecer y proporcionan pistas sobre un tema mucho más vasto: los vínculos de los grupos económicos con el mundo político y su incidencia en las estructuras de poder.

Las denuncias permiten entrar a las estrechas relaciones existentes entre no pocos actores del gran capital con instancias y personalidades políticas, buscando así incrementar su influencia en la dirección del país. Este es el gran tema a analizar. Más allá de cómo se generaron los recursos en los casos denunciados -que pueden dar lugar o no a ilícitos- o si ellos son ilegales o legales. Los aportes de fondos reservados constituyen un mecanismo legal que facilita estos vínculos y que en la realidad en muchos casos no son desconocidos por las partes. Como escribió el economista Eduardo Engel, la ley que se refiere a la relación entre dinero y política, denominada sobre Transparencia, Límite y Control del Gasto Electoral, “es un buen resumen de sus falencias. (…) los mecanismos de financiación contemplados en la ley son cualquier cosa, menos transparentes” (05/10/14). Desde luego, niegan a la población conocer quiénes entregan esos aportes reservados que, en la realidad de nuestro país, tienen un receptor privilegiado, la UDI.

Los antecedentes proporcionados afectan a Empresas Penta III S.A. e Inversiones Penta Limitada, cuyos representantes legales son precisamente los controladores del grupo económico. Igualmente alcanzan a Inmobiliaria Duero, que según El Mercurio, “es una especie de family office de Carlos Alberto Délano y su hijo José Luis Délano Méndez que se encarga del manejo financiero de ella” (09/10/14). Otros antecedentes incorporan a una empresa relacionada con el grupo Penta y su corredora bursátil.

Los aportes reservados en las elecciones parlamentarias y presidenciales son un mecanismo utilizado en esta dirección. No puede ser motivo de extrañeza que en las parlamentarias de noviembre de 2013, de acuerdo a los antecedentes dados a conocer, un 45% del total de los aportes reservados fue recibido por candidatos de la UDI y otro 20% por los de Renovación Nacional. Es decir, entre las dos mayores fuerzas políticas de derecha reunieron casi dos terceras partes del monto global. Mucho más atrás figuró la Democracia Cristiana (15%) y el PS y PPD (7% cada uno).

Es conocida la acción coordinada en muchos momentos entre grupos económicos, organizaciones del gran empresariado, poderosos medios de comunicación y la derecha política. Un ejemplo muy ilustrativo de ello se produjo en el proceso de promulgación de la reforma tributaria. El senador de RN Manuel José Ossandón analizó estas relaciones con extraordinaria crudeza: “Yo represento -declaró en entrevista radial- a una derecha que no está secuestrada por grupos económicos y que puede actuar con libertad, creo -agregó- que hay gente que está secuestrada y está demostrado que hay gente que aporta dinero a la política pero también manda en la política” (12/10/14).

Las redes de los socios de Penta

Los vínculos del grupo Penta con la UDI son conocidos. Vienen de antiguo y tienen hoy la particularidad que el presidente del partido, el diputado Ernesto Silva, no solo es sobrino político de Carlos Alberto Délano, sino ambos participan en actividades empresariales conjuntas y se vuelven a reunir en la Universidad del Desarrollo (UDD). Su padre, Ernesto Silva Bafalluy, quien falleció en 2011, fue director en varias empresas del grupo y presidió la AFP Cuprum, que destaca por su elevada rentabilidad y que fue traspasada en 2013 con grandes utilidades al grupo financiero estadounidense Principal al venderse en US$1.250 millones, operación realizada absolutamente al margen de los imponentes que fueron “traspasados” al nuevo controlador.

El diario La Segunda describió las “Penta-redes” de Délano y Lavín, que las denuncias presentadas proporcionan algunos antecedentes de su forma de utilizarlas. “Ya sea por negocios, política, aficiones deportivas o por su pasado en el colegio o la universidad -escribió-, las redes que los socios del grupo Penta (…) han ido tejiendo tienen un denominador común: el poder”. Y añade que “desde las familias más ricas de Chile”, incluyendo al ex presidente Sebastián Piñera, hasta “figuras del espectáculo como Don Francisco, forman parte (...)

Artículo completo: 2 462 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2014
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Hugo Fazio

Economista, director del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (CENDA)
www.cendachile.cl

Compartir este artículo /