En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

En EE.UU., el endeudamiento como signo de buena salud

Ser pobre cuesta caro

En la actualidad, los estadounidenses siguen multiplicando las tarjetas de crédito y las deudas. Ante las dificultades de pago, los bancos aumentan las penalidades y sus beneficios, mientras que los sectores postergados deben acudir a créditos informales a cargo de prestamistas rapaces.

En el mostrador de un check casher de la avenida Broadway, una arteria de Central Brooklyn ensombrecida por el metro aéreo de Nueva York, Carlos Rivera pide una prórroga: “No tengo los diez pesos”, le dice en español a la empleada que lo atiende tras el vidrio. En Brooklyn, estos locales son omnipresentes: las páginas amarillas incluyen doscientos treinta y seis. Se los reconoce por sus decrépitas fachadas de colores, sus luces de neón, el símbolo de dólar y la palabra “CASH” escrita en la vidriera. Además de transferencias de efectivo, se encargan de cambiar los cheques a la orden de quienes no poseen una cuenta bancaria: estos reciben el monto en efectivo a cambio de una comisión (alrededor del 2 por ciento para cien dólares, más gastos varios). También proponen préstamos a muy corto plazo a tasas de interés muy elevadas.

Estos miles de negocios conforman, a nivel nacional, una poderosa industria financiera, multiforme, a la que se conoce bajo el nombre genérico de “prestamistas rapaces”. Un sobrenombre que tiene su origen en un modelo comercial agresivo: nunca sueltan a un prestatario, quien suele pagar su primer préstamo solicitando uno nuevo...

Artículo completo: 252 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2015
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Maxime Robin

Periodista.

Compartir este artículo