En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

En busca de la potencia perdida

Rusia, segundo exportador de armas

Atrapada entre su voluntad de modernizar el aparato militar-industrial y una economía estancada, Rusia busca recuperar su rango estratégico. A pesar de cierto retraso tecnológico, sigue siendo el segundo exportador mundial de armamento.

Junio de 2015, Feria Internacional del Armamento de Kubinka, sesenta kilómetros al oeste de Moscú. Navegando entre los stands de los ochocientos expositores rusos y extranjeros, los representantes de diversos países de Medio Oriente y asiáticos se agolpan ante la muestra de la compañía Uralvagonzavod (UVZ). ¿El motivo de su curiosidad? Un vehículo dotado del sistema de artillería Buk-M2E de Almaz-Antey, el primer productor de misiles tierra-aire ruso. Esta batería es un arma terriblemente eficaz, capaz de apuntar simultáneamente a veinticuatro blancos, lo que permite disuadir a una fuerza aérea, y cuenta, además, con capacidad antimisiles. En el stand, y luego en el “Business Center” de la Feria, decorado con motivos de camuflaje, abundan los apretones de manos, mientras los representantes comerciales acumulan protocolos de acuerdo que anuncian futuras ventas.

Seis meses más tarde y tres mil kilómetros más al sur, UVZ vuelve a montar su stand en la exposición “Diálogo comercial-industrial Rusia-Irán” en Teherán. El ministro de Industria iraní, Mohammad Reza Nematzadeh, se inclina con interés sobre el pesado material rodante de la compañía, escuchando atentamente los comentarios de su homólogo ruso Denis Mantourov, quien elogia el know-how nacional...

Artículo completo: 246 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2016
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Olivier Zajec

Profesor adjunto de Ciencias Políticas, Universidad Jean Moulin-Lyon III.

Compartir este artículo /