En kioscos: Noviembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Los orígenes de las películas de artes marciales

El kung-fu y la lucha de clases

Lejos de querer ser un mero entretenimiento, muchas de las películas de artes marciales chinas hablan, ante todo, de justicia y dignidad. La de un individuo, una clase o un pueblo oprimido que levanta la cabeza y le propina una merecida paliza a un tirano mejor armado. Tramas que hacen soñar a muchos trabajadores.

En 1973, el situacionista René Viénet, sinólogo y cinéfilo entendido, modificó los diálogos de una oscura producción de Hong Kong: Crush (1972), dirigida por Tu Guangqi y guionada por de Ni Kuang. Viénet transformó la clásica historia del adepto del kung-fu (Jason Pai Piao) que defiende una aldea china de una invasión de samuráis en un alegre “brindis por los explotados para el exterminio de los explotadores”, al que llamó ¿Puede la dialéctica romper ladrillos? En ese entonces, muchos lo entendieron sólo como una parodia subversiva creada a expensas del disparatado cine oriental.

Sin embargo, al igual que un buen número de sus camaradas de la Internacional Situacionista, Viénet no despreciaba el cine popular. Por el contrario, al haber sido uno de los primeros importadores de películas de kung-fu en Francia, conocía sus códigos a la perfección. Por eso el desvío resultó tan eficaz: seguía la trama de la película paso a paso y la única transformación consistió en convertir a los samuráis en burócratas dispuestos a subestimar –como de costumbre– la capacidad de autogestión del proletariado. Por otra parte, algunas películas chinas no habían esperado la mirada entendida (y aguda) de los parisinos iracundos para asestar su dialéctica con patadas voladoras. Alcanza con remontarse a 1971, en Hong Kong, para encontrar uno de los ejemplos más patentes: El gran jefe (Tang shan da xiong) de Lo Wei, en la que actúa un tal… Bruce (...)

Artículo completo: 318 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2016
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Daniel Paris-Clavel

Creador e impulsor de ChériBibi, revista dedicada a las culturas populares.

Compartir este artículo