En kioscos: Marzo 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Francia, nueva etapa

La primera sorpresa fue... que no hubo sorpresa. Por una vez las encuestadoras no se equivocaron. En el Reino Unido con el Brexit o en Estados Unidos con Donald Trump, los sondeos erraron por completo. En Francia en cambio, con semanas de antelación, los institutos de sondeos anunciaron que, en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 23 de abril pasado, los vencedores serían, en este orden: Emmanuel Macron (‘En Marche!’) y Marine Le Pen (‘Front National’), únicos calificados para pasar a la segunda ronda del 7 de mayo, y que justo después llegarían, también en este orden: François Fillon (‘Les Républicains’), Jean-Luc Mélenchon (‘France Insoumise’) y Benoît Hamon (‘Partido Socialista’). Y acertaron.

Semejantes resultados, en un país traumatizado por la crisis social y los atentados djihadistas, constituyen un verdadero seísmo y merecen varios comentarios.

Primero, indican el final de una larga etapa de la historia política francesa comenzada en 1958 con la adopción de la Constitución actual y la instauración de la Vª República. Desde esa época, o sea desde hace casi sesenta años, siempre se había calificado para la segunda vuelta por lo menos uno de los dos grandes partidos franceses: el gaullista (con diferentes apelaciones a lo largo del tiempo, RPR, UDR, LR) y el socialista. Esta vez, cosa inaudita, ninguno de los dos ha conseguido sobrepasar los obstáculos de la primera ronda. En sí, esto ya es histórico y demuestra, como en otros países, el profundo desgaste de las formaciones políticas tradicionales que dominaban la escena desde la Segunda Guerra (...)

Artículo completo: 275 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Ignacio Ramonet

Director de la edición española de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo /