En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Cómo nace la competencia internacional

De la idea primitiva de que la riqueza se reduce a la acumulación monetaria, el mercantilismo pasó a promover el desarrollo del comercio. Concibiendo tempranamente el mercado mundial como un choque de Estados-Naciones por el reparto de la riqueza, su principal preocupación devino la sustracción de beneficios en el extranjero para asegurar una balanza comercial excedentaria.

El mercantilismo, política económica modelo de la temprana edad del capitalismo, se presenta por lo general como una doctrina económica según la cual los metales preciosos constituyen la principal riqueza de los Estados. Pero esta definición invita a dos lecturas diferentes. Por un lado, puede entenderse como la expresión del carácter absolutista de los Estados que se erigieron durante los siglos XVI y XVII en Europa Occidental, y que pretendían afirmar su soberanía en los ámbitos económico, jurídico, diplomático y militar. Por lo tanto, se trataría de economía política al mismo tiempo que de política económica del absolutismo. Por otra parte, también puede interpretarse como la expresión, dentro de esos mismos Estados, del creciente predominio de los intereses económicos capitalistas. Primero del capital mercantil, pero asimismo del capital industrial.

De hecho, el mercantilismo ha sido ambas cosas. De manera simultánea se propuso fortalecer el poder del príncipe (que es en esencia de naturaleza militar, y por lo tanto presupone un Tesoro Público abastecido sustancial y constantemente) y satisfacer los intereses de los empresarios capitalistas. Porque es a partir del desarrollo del comercio (en particular del comercio exterior) que el primero podrá obtener la mayor parte de sus recursos; y es el propio comercio el que debe poder contar con una agricultura próspera, así como con una industria extensiva y dinámica. Incluso en este sentido, el mercantilismo expresa la amplia convergencia de intereses entre los soberanos modernos y los capitalistas, una de las características fundamentales de los Estados (...)

Artículo completo: 333 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2019
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Alain Bihr

Profesor honorario de Sociología en la Universidad de Franche-Comté. Este texto es un extracto del libro Le Premier Âge du capitalisme (1415-1763). Tome I: L’expansion européenne, Page 2 (Lausana) y Syllepse (París), de próxima aparición.

Compartir este artículo /