En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El esfuerzo de India por tomar el liderazgo de la producción global

¿El nuevo “taller del mundo”?

JPEG - 36.5 kio

El deseo de Washington de limitar los intercambios comerciales con China representa una dificultad considerable para las multinacionales, cuyos modelos económicos se apoyaron durante mucho tiempo en la existencia del gigante asiático. ¿Será suficiente con mudarse a India?

En diciembre de 2023, las autoridades locales anunciaron que la firma taiwanesa Foxconn –el principal productor de los iPhone de Apple— sumaría 1,67 mil millones de dólares (1,53 mil millones de euros) a su inversión inicial de aproximadamente 550 millones de euros en una fábrica en Bangalore, en el centro del Silicon Valley indio. La noticia cayó como una pequeña bomba. ¿El primer ministro Narendra Modi estaría logrando hacer de su país el nuevo “centro mundial de fabricación de sistemas electrónicos”, como suele repetir?

Sin duda, Nueva Delhi saca provecho de un gran movimiento de “de-risking”, una estrategia cuya faceta económica alienta a las empresas a limitar su exposición al “riesgo” chino y cuya faceta geopolítica pretende “contener” el ascenso del Imperio del Centro. De ser cierto lo que dicen los medios de comunicación, todas las condiciones estarían dadas para un “gran reemplazo” asiático. India se convirtió en la tercera economía mundial (medida en paridad de poder adquisitivo) en el 2022, superando al excolonizador británico. Presenta el crecimiento más rápido del mundo: tras el 6,7% en el 2023, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un 6,5% para el 2024, contra el 4,6% para China (1). En gran medida, el despegue de un cohete indio hacia la Luna, en agosto de 2023, constituye una metáfora del despegue del país. Pero si bien la idea de la India como “nuevo taller del mundo” entusiasma a las cancillerías y a las redacciones, su situación real llama a la prudencia.

India se convirtió en el 2023 en el país más poblado del planeta, con cerca de 1,43 mil millones de habitantes. Dispone de la población activa más importante del mundo: 970 millones de personas, más de mil millones en el 2030, y se espera un aumento hasta el 2050, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU). India es además un país joven: el 40% de los indios tiene menos de 25 años, y la edad mediana se establece en 28 años, contra los 39 años en China. Más de diez millones de jóvenes llegan cada año al mercado de trabajo: a priori, es una gran oportunidad para los inversores extranjeros.

No obstante, buena parte de la mano de obra sufre un importante déficit de formación. Millones de escolares, sobre todo rurales, salen del sistema escolar al final del secundario sin calificación, mientras que la formación técnica está rezagada (2). Con más jóvenes que China, India educa a menos en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas: 2,55 millones de diplomados en el 2020 para Nueva Delhi, contra 3,57 millones para Pekín (3). Más problemático aún es que más del 80% de los ingenieros indios no tiene las calificaciones que las empresas esperan (4). Por último, según el Banco Mundial, India exhibe considerables tasas de analfabetismo y de desnutrición: el 24% y el 17%, respectivamente, contra el 3% en China para cada uno de los indicadores.

Fabricar en India

En cuanto a la industria, la política voluntarista del “Make in India” (“Fabriquen en India”) lanzada por Modi desde su (…)

Artículo completo: 1 605 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2024
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Bénédicte Manier

Compartir este artículo