Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Capitalismo modernizador-depredador y corrupción en América Latina
- Tata, una leyenda india
- Tiempo de inflexión

- Sumario completo mayo de 2015





Sobre el autor

Razmig Keucheyan
Profesor adjunto en Sociología en la Universidad París-Sorbona (Paris-IV).
plus...



Página de inicio >> Mayo de 2015

Crisis de legitimidad
Cómo nacen y mueren las democracias

por  Razmig Keucheyan

Según una noción ampliamente difundida, la instauración del sufragio universal constituye el corolario del proceso democrático: sería imposible cualquier vuelta atrás. Sin embargo, considerada a nivel mundial, la conquista del derecho de voto está lejos de ser lineal. Producto de frecuentes retrocesos, necesitó movilizaciones populares y sigue siendo una adquisición frágil.

La democracia está en crisis. Lo acaba de ilustrar la distancia que separa el programa de Salónica, base del triunfo de Syriza en las elecciones legislativas griegas del pasado enero, de la catarata de concesiones que impuso la Unión Europea después al gobierno surgido de dichas elecciones. “Es la lógica del 70-30 -explicaba doctamente el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici-. 70% de medidas [dictadas por Bruselas] que no son negociables, 30% que pueden cambiarse”. En la jerarquía de los valores políticos de nuestro tiempo, la soberanía popular no sale bien parada.

Como todos los regímenes políticos, las democracias son mortales. Pueden desaparecer y, para comprenderlo, hay que preguntarse cómo nacieron. Las democracias representativas consisten en un conjunto de instituciones políticas, jurídicas, económicas y culturales. En Francia, la instauración de la Seguridad Social constituyó no sólo una conquista social, sino también una conquista democrática que permite al individuo ejercer su ciudadanía protegido contra los riesgos de la existencia. No obstante, hay un principio que parece característico de las democracias representativas contemporáneas: el sufragio universal, es decir el derecho de cada persona adulta de elegir a sus representantes o pronunciarse en ocasión de un referéndum. Este derecho se acompaña de una serie de libertades fundamentales: de conciencia, expresión, asamblea, organización…

Texto completo en la edición impresa del mes de MAYO 2015
a la venta en librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.