Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Declaración pública por término de huelga Mapuche a 87 días en huelga de hambre
- El caso Guzmán, un proceso judicial que pretende institucionalizar la imagen el ideólogo de la dictadura . Por Enrique Villanueva
- La Federación Internacional de Derechos Humanos denuncia aplicación de la ley antiterrorista a menor mapuche

- Sumario completo





Sobre el autor

Pablo Fernando González González




Página de inicio

La Jibia, un problema político y no técnico

por  Pablo Fernando González González

LA JIBIA ENFRENTADA A UN PROBLEMA POLÍTICO Y NO TÉCNICO, QUE TIENE COMO PRINCIPALES VÍCTIMAS A LA PESCA ARTESANAL Y LA DEVASTACIÓN PESQUERA

(JPEG)
Fig. 1: Grafico rescatado de informe FAO ; Fig. 2: Pesca de Jibia con Potera VIII Región, informe Congreso (1) y (2)

El sector pesquero es un espejo para que la ciudadanía y los Movimientos Sociales tomen conciencia que el país puede ser devastado a ojos vista de diputados, senadores, partidos políticos, autoridades de gobierno y de nuestras instituciones, ya que a ninguno de los anteriores les incomoda la falta de leyes efectivas en contra de la corrupción, ni que sean los corruptos quienes fijen el destino del país (3).

En la discusión en el Congreso sobre la ley que regula las artes de pesca de la Jibia, el Subsecretario de Pesca ha afirmado que : " ... las artes de pesca deben ser definidas por los comités técnicos y no por la política." (4). Esto que aparenta ser del todo razonable en cualquier país del mundo, en Chile no los es, por la participación que compromete a la Subsecretaría de Pesca que en el último par de décadas facilitó los medios para la devastación de dos tercios de la riqueza pesquera del país.

En el grafico de la izquierda se muestra que la pesca de Chile al año 1996 fue de 6, 7 millones de toneladas (casi la actual población de Santiago) mientras que en el 2017 y después de tan solo dos décadas , esa no llegó a los 1,5 millones de toneladas. Es como si en igual período hubiéramos exterminados a 5 millones de las personas que viven en Santiago. El anterior diagnóstico no puede ser más dramático y por lo mismo Subpesca no tiene autoridad moral ni credibilidad alguna para erigirse como un garante técnico para el país y menos para la pesca artesanal, en el caso de la jibia.

JIBIA EL CASO DE PERU, CUANDO LO CIENTIFICO TIENE CREDIBILIDAD
El Modelo Peruano es un buen ejemplo a tener en consideración por diputados y senadores, si es que su propósito fuera resguardar la sustentabilidad, el empleo y el desarrollo del país. La administración de las pesquerías la hace el IMARPE, una institución del Estado que se gestiona solo por científicos sin interferencia en su directorio ni por los grupos políticos que rotan el gobierno ni menos por los grupos empresariales. Fue lo anterior lo que facilitó que IMARPE hace una década consiguiera imponer el enfoque ecosistémico en la pesca del mar peruano. Los resultados han sido auspiciosos como lo prueba su desembarque de 4,5 millones de toneladas del año 2017 (más 9,5% con respecto 2016), mientras Chile de la mano de la Ley Longueira ese mismo año caía en forma estrepitosa a menos de un tercio del volumen del desembarque de Perú.

(JPEG)
Figura 1: Imarpe y la posición de la Jibia en el ecosistema. Figura 2: Cité Pesquero Perú I+D+i en Jibia

Como lo muestra el grafico de la izquierda la Jibia tiene un lugar destacado dentro de su ecosistema, y por lo mismo los científicos cuidan en extremo su sustentabilidad(5), junto a la anchoveta es una de sus principales pesquerías. Su captura con POTERA obedece a un criterio de pesca selectiva que permite no se vea afectada la reproducción de ésta ni la de las otras especies de su ecosistema. Su cuota de pesca para el 2018 sugerida por el IMARPE es de 609 mil toneladas, tres veces la cuota de Chile una evidencia de eficacia y eficiencia en la gestión sustentable de su pesquería que deja al desnudo la verborrea mentirosa de ASIPES y SONAPESCA que vociferan que: “Obligarnos a pescar la jibia a mano es como dejar a la gran minería trabajando con palas o a las forestales cortando árboles con hacha” (6) y de la cual se hace eco el gobierno y el Subsecretario de Pesca.

En Perú el 100% de la cuota de la Jibia está en manos de casi 11.000 pescadores artesanales, a diferencia de Chile donde SUBPESCA se las ingenió para entregar el 20% de su cuota a los grandes grupos empresariales ( son los que se oponen a la Potera). En Perú la pesca artesanal abastece a una potente industria de PYMEs exportadoras de Jibia o pota como se le conoce en ese país, mientras desde el Estado, el Instituto Tecnológico Pesquero (7) trabaja en el desarrollo de tecnologías de proceso y nuevos productos para el consumo humano, cuyo destino es la transferencia tecnológica al anterior sector productivo (foto de la izquierda), un círculo virtuoso que los tiene como líderes de un modelo de sustentabilidad pesquera, inclusión social, salud de su población y desarrollo país (8).

PABLO FERNANDO GONZALEZ, PYME INNOVACION. NO MAS CORRUPCIÓN NO + LEY LONGUEIRA !!!

(1) https://www.camara.cl/pdf.aspx?prmID=109986&prmTIPO=DOCUMENTOCOMISION
(2) https://newsmidnight.com/video/DxfleifzZef-9-Pesca-Jibia-don-Chelo-2-VIII-region-Chile
(3) https://radio.uchile.cl/2018/07/13/leonardo-soto-ps-y-cohecho-no-sirve-aumentar-las-penas-si-nadie-termina-condenado/
(4) http://www.aqua.cl/2018/04/20/asipes-lamenta-mocion-promueve-la-captura-mano-recursos-pesqueros-industriales/
(5) http://www.imarpe.gob.pe/imarpe/archivos/informes/informe_perspectivas_calamar2018.pdf
(6) https://www.latercera.com/pulso/noticia/asipes-critica-mocion-regular-captura-jibia-linea-la-mano/206289/
(7) https://www.itp.gob.pe/nuestros-cite/pesquero-y-acuicola/citepesquero-callao/
(8) http://www.minsa.gob.pe/portada/especiales/2007/nutricion/publicaciones/Recetario_de_pota.pdf

LA JIBIA EN MANOS DE LA PESCA ARTESANAL, UNA DECISIÓN POLÍTICA

(JPEG)
Si al gobierno y a la clase política les preocupa la falta de competitividad del arte de pesca con POTERA de la pesca artesanal de Chile, tienen en sus manos instruir a CORFO para que la apoye con un plan de transferencia tecnológica desde Perú para colocarla al día y lo mismo para el caso de las Fábricas PYMEs de tal forma de revertir esa incomprensible falta de competitividad país, con mayor razón conociendo que el modelo de Perú ha probado ser exitoso justamente porque el Estado ha promovido la actuación asociativa de estos dos actores estratégicos del sector pesquero (1).

Vale precisar que en Chile el arte de pesca con POTERA es lo que ha determinado que la Jibia permanezca como una oportunidad para la pesca artesanal y para las fábricas PYMEs, y que por su calidad se destine en exclusiva al consumo humano, lo que explica que no haya sido devastada como ha ocurrido con la anchoveta, sardinas, jurel, merluzas, que son las pesquerías que industrializan las 7 Familias, de allí que resulta impresentable que el Subsecretario difunda que la pesca con Potera es una tecnología de pesca ineficiente. (2) A la fecha la Jibia es el único recurso pesquero en abundancia del que disponen la pesca artesanal y las PYMEs, de allí que de imponerse que el arte de pesca lo determine SUBPESCA con el pretexto de que este es un asunto técnico, ese será el camino para que la cuota de la Jibia termine en las manos del grupo de industrias de propiedad de las 7 Familias como lo ha probado en forma histórica esa Subsecretaría de Pesca. Mientras la sustentabilidad de ésta correría la misma suerte que todas nuestras principales pesquerías: sobreexplotación y colapso (3,4,5).

LA DEVASTACION HA PROBADO SER UN PROBLEMA POLITICO Y NO TECNICO

La Ley Longueira y la miscelánea 20.560 (6)fueron promovidas en el pasado gobierno de Piñera desde Subpesca con un discurso mentiroso que apeló a que esas eran necesarias de aprobar para cuidar la sustentabilidad pesquera y de pasada instaló por ley el tutelaje empresarial y político sobre el IFOP, FIP, los Comité técnicos y la propia Subpesca, la que después de 5 años de su promulgación tiene resultados catastróficos.

Los últimos Estado de Situación de las Pesquerías dan cuenta que no solo aumentaron las pesquerías sobreexplotadas (7), sino que para evitar que esa cifra siguiera aumentando, Subpesca en los años recientes ha manipulado su condición como es el caso de la merluza común que salió del estado de sobreexplotación a pesar que hoy no alcanza el 25% del volumen que tenía hace apenas unos años atrás (5). Otro caso es el de la anchoveta que explota Corpesca donde la sospecha de corrupción es peor, ya que aunque se le reconoció SOBREXPLOTADA desde el 2013 al 2016 , el 2017 Subpesca le inventó la condición de: NO DEFINIDO (8), inexistente en la ley, y una prueba que la influencia de CORPESCA sobre SUBPESCA no ha disminuido a pesar de que el Ministerio Público la tiene procesada por corrupción, al senador Orpis, a la diputada Isasi, y Francisco Mujica , su ex gerente general.

CONTRALORÍA Y EL NOTABLE ABANDONO DE DEBERES DEL SUBSECRETARIO DE PESCA

La devastación pesquera ha quedado en medio de la impunidad y a manos de los más corruptos, con el giro que dio la Contraloría a su pronunciamiento de fecha 20 de febrero del 2018 en contra de Subpesca que le había puesto un plazo perentorio de 60 días (9) para que diera cumplimiento a lo establecido en la Ley Longueira en su artículo 9°A y que ya se lo había hecho ver el 2016 (10), en cuanto a incorporar medidas de mitigación y compensación a favor de los pescadores artesanales, tripulantes y operarias de Plantas afectadas por la responsabilidad que le cabe al Estado en la sobreexplotación y devastación de las pesquerías.

A fines de junio el Contralor volvió a extender este plazo hasta el 2019 a petición de Subpesca (11) , con lo que se completarán más de 5 años de esta desidia institucional que deja en evidencia que la Ley Longueira nunca tuvo como propósito imponer a la administración de las pesquerías un “enfoque ecosistémico y precautorio” a pesar de lo que nos compromete como país con la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur. No cabe duda que estamos frente a un caso similar al del Fiscal Abbot recientemente acusado ante la Corte Suprema por notable abandono de deberes , y que en este caso comprometería al Subsecretario de Pesca.

Como se puede comprobar la impunidad para seguir sobreexplotando las principales pesquerías cuenta con la complicidad de instituciones estratégicas del Estado, de allí que el problema que enfrentan los pescadores artesanales para defender la sustentabilidad de la Jibia no cabe duda que es de carácter político y no técnico, y por lo mismo no es casualidad que en la vereda de enfrente tengan a un gobierno defendiendo los intereses de las 7 Familias y no los del país.

PABLO FERNANDO GONZALEZ, PYME INNOVACION. NO MAS CORRUPCIÓN NO + LEY LONGUEIRA !!!

(1) https://gestion.pe/economia/pota-peruana-promociona-ee-uu-super-alimento-135425
(2) http://www.subpesca.cl/sitioprensa/614/w3-article-101073.html
(3) https://www.mundoacuicola.cl/new/2018/07/25/sernapesca-curso-176-citaciones-a-tribunales-por-infringir-ley-de-pesca/
(4) https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-del-bio-bio/2018/07/17/denuncian-a-funcionarios-de-sernapesca-de-participar-en-blanqueo-de-pesca-ilegal.shtml
(5) http://www.eldesconcierto.cl/2017/01/11/corrupcion-en-torno-a-la-merluza-subpesca-se-burla-del-contralor-general-de-la-republica/
(6) http://www.eldesconcierto.cl/2017/09/04/pinera-la-ley-longueira-y-el-como-los-chilenos-quedamos-sin-acceso-al-consumo-de-pescado-ii/
(7) http://www.aqua.cl/2016/03/31/mas-del-70-de-las-pesquerias-en-chile-esta-sobreexplotada-o-agotada/
(8) http://www.subpesca.cl/portal/616/w3-article-824.html https://www.lemondediplomatique.cl/Son-mas-de-las-12-su-senoria-somos.html
(9) https://www.contraloria.cl/mesaprueba/842577F8004BAD41/0/0695523D1019FE0A0325823C0054E283
(10) http://www.contraloria.cl/pdfbuscador/dictamenes/048886N16/html
(11) PDF adjunto.

PDF Contraloría Plazo sub pesca

PDF - 49.2 KB
 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.