Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Un crimen persistente
- La carta del Rey
- Hong Kong busca domésticas, madres abstenerse

- Sumario completo mayo de 2015





Sobre el autor

Pierre Rimbert
Redactor en jefe adjunto de Le Monde diplomatique, París.
plus...



Página de inicio >> Mayo de 2015

Precio del crudo y geoestrategia
Petróleo y paranoia

por  Pierre Rimbert

Y se le hizo la luz. Fue pensando principalmente en Irán y Venezuela que, en 2009, el editorialista del New York Times, Thomas Friedman, concibió la “Primera Ley Petropolítica” –exigir las mayúsculas–: “En los Estados petroleros, el precio del crudo y las libertades siempre se mueven en direcciones contrarias”. Pero atención, precisa Friedman, una física particular se aplica a esos grandes países donde sus libras se escurren a borbotones. “El Reino Unido, Noruega y Estados Unidos, por ejemplo, escapan a la Primera Ley Petropolítica”.

Puesto que el espectacular declive del precio del petróleo que se observa desde junio de 2014 no logró que un gran viento de libertad soplara en Riad o Moscú, al menos estimuló a otros amantes de teorías con mayúsculas. ¿Los datos para resolver el problema? El precio del barril, que desde 2011 rondaba los 110 dólares, cayó a menos de la mitad entre el 19 de junio (115 dólares) y el 13 de enero de 2015 (46 dólares), antes de alcanzar una meseta de entre 50 y 60 dólares en marzo. Los analistas contaban con el caos en Medio Oriente y el estancamiento de la producción estadounidense para sostener los precios, pero recibieron un baldazo de agua fría...

Texto completo en la edición impresa del mes de MAYO 2015
a la venta en librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2019 Le Monde diplomatique.