En kioscos: Diciembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Efecto de la “guerra contra el terrorismo”

Desasosiego en las comunidades musulmanas británicas

El 8 de diciembre el primer ministro británico Anthony Blair conminó a los musulmanes radicales a respetar los valores fundamentales de la democracia. Teme que la voluntad británica de aceptar las diferencias sea utilizada en contra del país. Estas declaraciones acentuaron el malestar de las distintas comunidades musulmanas, que se sienten víctimas de una campaña de estigmatización por parte de las autoridades.

“Ya es tiempo de abrir un debate nuevo y franco sobre la integración y la cohesión en Gran Bretaña. Si queremos encontrar una solución eficaz a esos problemas, debemos ser claros sobre los desafíos que enfrentamos”, declaró Ruth Kelly, la nueva ministro de Comunidades y Asuntos Locales, el 24 de agosto de 2006. Ese discurso fue pronunciado dos semanas después de que el ministro del Interior, John Reid, anunciara el descubrimiento de una conspiración para “cometer una matanza masiva, a una escala nunca conocida en Gran Bretaña”, secuestrando aviones de línea transcontinentales, anuncio que ocupó la primera plana de todos los medios. El 9 de noviembre, Eliza Manningham-Buller, directora general del MI-5, en una poco habitual declaración pública, había evocado el peligro terrorista que amenazaba al país: 200 grupos y redes, más de 1.600 individuos identificados y 30 conspiraciones desarticuladas. La política exterior del primer ministro Anthony Blair, ya había tornado difíciles los intentos del gobierno de redefinir sus relaciones con las comunidades musulmanas británicas, muy divididas, pero que hubieran podido abrirse a nuevas ideas para reformar el modelo multicultural. Pero toda la confianza se evaporó en octubre pasado cuando el ex ministro de Relaciones Exteriores, Jack Straw, diputado de la circunscripción de Blackburn (que cuenta cerca de un 20% de musulmanes) lanzó el tema del velo, al declarar a un diario local: “Me incomoda tener que hablar personalmente con alguien a quien no puedo ver”. Eso representa “una declaración pública de separación y de (...)

Artículo completo: 328 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Wendy Kristianasen

Compartir este artículo