En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El oasis era un espejismo

Dubai, crónica de una caída anunciada

Tierra elegida de la especulación financiera, la desmesura y la ostentación, Dubai parecía inmune a la crisis. Se daba el lujo incluso de construir la torre más alta del mundo.
Pero el emirato no pudo permanecer ajeno a los aspectos más oscuros de la globalización ni a las tensiones regionales. Ante los embates del crack económico global la opacidad del sistema salió a la luz y el espejismo no tardó en esfumarse...

P arecía que el derrumbe financiero de 2007-2008 perdonaría a Dubai. Todavía brillaban todas las luces del emirato, los megaproyectos se multiplicaban y sus fondos soberanos se peleaban por las acciones de los grandes bancos internacionales. Incluso en el punto álgido de la crisis mundial, en octubre de 2008, Dubai anunciaba que se erigiría otro edificio, más elevado todavía que la torre más alta del mundo, conocida con el nombre de Burj Dubai, que ya había sido puesta en marcha por la empresa Emaar.

La nueva Torre de Babel, que tendría una altura de más de un kilómetro y que había sido concebida por Nakheel, el otro gigante de las obras públicas, debía elevarse en medio de una nueva ciudad de 270 hectáreas, destinada a encarnar “el corazón del nuevo Dubai”. Costo proyectado: 160.000 millones de dólares para el conjunto del complejo; 45.000 millones sólo para la torre...

Artículo completo: 241 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2010
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Ibrahim Warde

Economista, autor de L’Economie des Toambapiks, París, Raisons d’Agir, 2010.

Compartir este artículo