En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Son los Estados quienes crean las (...) »
Siguiente artículo: « Los nietos de Alejandro Magno »
>

Los Emiratos Árabes Unidos, “invadidos”

Entre lengua y ciudadanía

Los inmigrantes han constituido siempre un grupo humano, minoritario por naturaleza, marginado y hasta estigmatizado por la sociedad en la que se incrustan. ¿Pero qué pasaría si los extranjeros fueran la mayoría aplastante de un país y su población autóctona apenas un 17%? Tal es el caso, absolutamente peculiar, de los Emiratos Árabes Unidos, donde la clase dirigente se debate entre la apertura al mundo moderno y el énfasis en la defensa de sus rasgos identitarios.

Un niño de unos diez años, con calzado deportivo con rueditas en los talones, se luce en derrapes y figuras acrobáticas sobre el mármol del Marina Mall, uno de los principales centros comerciales de Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Acodado a la barandilla de un piso más alto, su padre, un emiratí que lleva la tradicional dishdasha inmaculadamente blanca, lo interpela en árabe, solicitándole que suba de inmediato. El hijo parece no escuchar, y persiste en la imitación de dos chicas occidentales que se deslizan sobre el hielo de una pista de patinaje cercana. El padre acaba enojándose, y esta vez en lengua inglesa, promete confiscarle el calzado y un buen correctivo. El chico obedece inmediatamente mientras su padre, tomando como testigos a sus amigos, pero también a los clientes y curiosos que asistieron a la escena, dice: “¡A lo que hemos llegado con ‘su’ lengua inglesa! ¡Cuando le hablo en árabe se hace el que no entiende nada!”...

Artículo completo: 252 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2010
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Akram Belkaïd

Periodista.

Compartir este artículo /