En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

En Bruselas, los lobbistas son “garantes de la democracia”

Unión Europea S.A.

Los pueblos tienen el sufragio. Los industriales, que se arrogan la representación de sus empleados, tienen el lobbying: grupos de presión que instruyen a los representantes electos e inspiran los proyectos del Parlamento Europeo. En base a sus reclamos la construcción a toda máquina de una Unión Europea concebida como un perfecto “seguro de vida contra el socialismo” se llevó a cabo a espaldas de los pueblos. Y los lobbistas que llegaron predicando la “autorregulación”, ni siquiera respetan sus propias reglas éticas.

Los diputados pasan, la placa permanece. “Es mediante los discursos, los debates y los votos que tienen que resolverse las grandes cuestiones, con determinación, paciencia y dedicación”. Esta frase está grabada en una placa, al pie de un árbol, en la entrada de la Asamblea en Bruselas, “Inaugurada el 6 de diciembre de 2001 por Nicole Fontaine, presidente del Parlamento Europeo”.

Pero es otra cosa lo que sorprende, entre la sentencia y la firma. Un logo: “SEAP. Society of European Affairs Professionals. Incorporating FELPA. Fédération Européenne du Lobbying et Public Affairs” (Sociedad de Profesionales de Asuntos Europeos)...

Artículo completo: 188 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2010
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

François Ruffin

Periodista, impulsor de Fakir, Amiens.

Compartir este artículo