En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « La bomba Murdoch »
Siguiente artículo: « ¿Somos demasiados? »
>

Una propuesta audaz que no apela a sacrificios inhumanos

Cómo salvar a Grecia

Decir una cosa y la contraria: tal es el privilegio de “los mercados. Así, denuncian al mismo tiempo la ruina de la economía griega, estrangulada por la austeridad, y el atrevimiento de Italia, que retrasa su puesta en práctica. ¿No es posible imaginar otra “regla de oro” que no deje a un lado la razón?

Supongamos que, efectivamente, la urgencia sea hoy “salvar” a Grecia. A juzgar por el movimiento de ideas que al parecer aún prevalece, esto significaría impedir cualquier incumplimiento de pago del Estado heleno y mantener al país en la eurozona. No sólo porque sería catastrófico para los griegos incumplir cualquiera de estos objetivos, sino también porque las consecuencias serían devastadoras para el resto de Europa. En este sentido, salvar a Grecia sería beneficioso para los griegos y para los europeos en su conjunto. Aceptémoslo por un instante, y hagámonos la siguiente pregunta: condiciones sería posible?

Supongamos que, en el mejor de los casos, Atenas logra restablecer sus finanzas públicas de aquí a tres o cuatro años, de manera que la deuda no supere el equivalente al 200% del PIB (Producto Interior Bruto). Lo que no es nada fácil: actualmente ronda el 160% del PIB, y el déficit presupuestario registrado en el período enero-agosto de 2011 es de 18.000 millones de euros (es decir, 9 puntos del PIB)...

Artículo completo: 236 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2011
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Laurent Cordonnier

Economista, autor –entre otras obras– de L’Économie des Toambapiks, Raisons d’agir, París, 2010.

Compartir este artículo