En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Túnez, un país ebrio de posibilidades

Poco menos de un año después del suicidio de Mohammed Bouazizi en Sidi Bouzid, que prendió la mecha de las revueltas árabes, Túnez se vuelca a las urnas. Confusa, la campaña electoral se desarrolla sobre un fondo de urgencia social.

La revolución termina cuando el dictador ha sido derrocado? En Túnez, en momentos en que más de cien partidos, en su mayoría desconocidos, buscan hacerse un lugar en la Asamblea Constituyente que surgirá de las urnas el 23 de octubre, todo parece posible, todo parece abierto. La Asamblea elegida podrá hacer valer una impecable legitimidad democrática: escrutinio proporcional, paritario (aun cuando 95% de las cabezas de lista son hombres); regulación rigurosa de los gastos de campaña, de las encuestas, de la publicidad política. Representativa, la Constituyente será también soberana.

Determinará el equilibrio de los poderes, la forma del régimen (presidencial o parlamentario), el lugar de la religión en las instituciones del país e incluso, si lo desean los constituyentes, el rol del Estado en la economía. Júbilo y vértigo de la página en blanco; esperanza de una democracia árabe y musulmana: “Si esto no prende aquí, no prenderá en ningun lado”, resume ante nosotros una militante del Polo Democrático Modernista (PDM), bastante confiada en las capacidades de Túnez para conservar su papel de avanzada de la región...

Artículo completo: 238 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2011
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Serge Halimi

Director de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo