En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Irak ¿Una guerra por el petróleo?

Para el pueblo iraquí, es una evidencia, para los halcones del Pentágono, un contrasentido. La guerra de Irak, que desde marzo de 2003 dejó al menos 650.000 muertos, 1.800.000 exiliados e idéntica cantidad de desplazados, ¿fue una guerra por el petróleo?

A pesar de las negativas de George W. Bush, de su vicepresidente, Richard (“Dick”) Cheney, de su secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y de su fiel aliado Anthony Blair, primer ministro británico al momento de la invasión, el historiador ahora puede responder a esta pregunta por la afirmativa, gracias a una serie de documentos estadounidenses recientemente desclasificados.

En enero de 2001, cuando Bush llega a la Casa Blanca, debe enfrentarse con un problema de larga data: el desequilibrio entre la demanda de petróleo –que se incrementa rápidamente debido al aumento de poder de los grandes países emergentes como China o India– y una oferta que no le sigue el paso. La única solución factible se encuentra en el Golfo, que alberga el 60% de las reservas mundiales, con tres gigantes (Arabia Saudita, Irán e Irak) y otros dos productores importantes (Kuwait y Abu Dhabi)...

Artículo completo: 190 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2013
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Jean-Pierre Séréni

Periodista.

Compartir este artículo