En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Hacia una genealogía del horror

El “Plan Z” existió... y aún existe

El “Plan Z” existió... y existe. Posee la misma realidad fáctica que los “Protocolos de los sabios de Sión”. En ambos casos se trata de una obra ficcional cuyo objetivo es justificar ideológicamente el aniquilamiento de un sector de la sociedad.

Poco importa su carácter fantasioso a la hora de analizar sus efectos reales, en la consecución de sus objetivos. A esto se refería Roland Barthes cuando teorizaba sobre “La muerte del autor”, para decirnos que todo texto es reescritura, un “tejido de citas”, que se reactualiza constantemente. En ese proceso “el autor” desaparece, subsumido en la cultura y la historia que se apropia de su relato para transformarlo en un texto vivo, independiente de su intención original y de su verosimilitud: “El nacimiento del lector -y del espectador- se paga con la muerte del Autor (Creador)”.

En el caso del plan Z esta muerte es violenta. Ninguno de los creadores del “Libro blanco del cambio de gobierno en Chile”, donde se divulgó este supuesto Plan, reconoce su autoría. Gonzalo Vial Correa, Cristian Zegers, Hermógenes Pérez de Arce y el almirante Patricio Carvajal nunca han reconocido su paternidad literaria. Aunque testigos directos, como el general Gustavo Leigh y Federico Willougbhy hayan divulgado los entresijos del montaje y los documentos desclasificados por la CIA hayan mostrado la anatomía interna del texto, como producto sofisticado de una campaña de guerra sicológica. Pero, como muy bien advierte Barthes, toda obra posee vida propia y su itinerario sigue sus propios (...)

Artículo completo: 260 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2014
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Álvaro Ramis

Teólogo, doctor en Ética Aplicada.

Compartir este artículo