En kioscos: Julio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El producto industrial más accesible en estos tiempos

La historia del capitalismo a través del kétchup

Los derivados del tomate como el kétchup o las salsas son consumidos en todo el mundo desconociendo su origen y su proceso de producción. El concentrado de esta fruta, una industria pionera en el uso de las cadenas de montaje, fue considerado el alimento del “hombre nuevo” glorificado por el fascismo.

En el centro del Valle de Sacramento, California, en la sala de un restaurante adornado con osos y cobras disecados, un hombre muerde su hamburguesa frente a una botella de kétchup. Chris Rufer, dueño de la Morning Star Company, reina en el sector mundial del tomate industrial. Con solamente tres fábricas, las más grandes del mundo, su empresa produce el 12% del concentrado de tomate que se consume en el planeta.

Entre dos bocados, Rufer explica: “Soy una especie de anarquista. Por eso ya no hay más jefes en mi empresa. Adoptamos la autogestión” –una “autogestión” en la que la informática reemplaza a los directivos, pero no prevé que los trabajadores controlen el capital de la empresa–. Mecenas del Partido Libertario, Rufer deja a los empleados el trabajo de repartirse las tareas que todavía recaen en seres humanos...

Artículo completo: 199 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2017
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Jean-Baptiste Malet

Periodista. Autor de L’Empire de l’or rouge. Enquête mundial sur la tomate d’industrie, Fayard, 2017.

Compartir este artículo