En kioscos: Octubre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « ¿Restauración en Washington? »
Siguiente artículo: « Allende: El discurso del triunfo »
>

4 de septiembre: Allende y la unidad del pueblo

A la salida del aeropuerto presidente Carlos Ibáñez del Campo -más conocido localmente como Chabunco- el camino se bifurca: a la derecha y a unos veinte kilómetros está Punta Arenas, la capital regional de Magallanes; a la izquierda, una extensa ruta que lleva a las estancias ganaderas, las explotaciones petrolíferas y las minas de carbón, además topa con la frontera argentina y, más al norte hacia Puerto Natales y las Torres del Paine.

Cuando Allende era senador por Magallanes -mucho antes también durante sus muchas campañas y sobre todo cuando era presidente de Chile- solía tomar la ruta hacia la izquierda. Antes de juntarse con las autoridades locales puntarenenses, se reunía primero con los sindicatos de las estancias ganaderas, los obreros del campo, los trabajadores del petróleo y los mineros. Muchas veces sin previo aviso aparecía en Río Verde, Punta Delgada o San Gregorio. Ese era el estilo de Allende, su forma de hacer política, el contacto directo con los trabajadores y sus organizaciones, escuchar, debatir, educar, organizar y sembrar esperanzas (1).

En estos días, Chile recuerda el 4 de septiembre y el aniversario 50 del triunfo de la Unidad Popular que llevó a Salvador Allende a La Moneda. Hay interpretaciones en extremo reduccionistas de este hito histórico, particularmente aquellas que explican la victoria de Allende como un acuerdo de los partidos que formaron la UP y por las características personales del presidente que gobernó por tres años. Hacen abstracción del proceso. Allende fue un líder, activista y sembrador de las ideas socialistas por décadas, fue un parlamentario destacado que no dudó en caminar junto a las luchas populares y muchas veces arriesgando su propio espacio en la institucionalidad, como cuando -siendo presidente del Senado- protegió y salvó las vidas de los compañeros cubanos del Che, sobrevivientes de la guerrilla boliviana.

Pero sobre todo la UP y Allende fueron posibles por las luchas populares de décadas, y particularmente la del 60, que parte con (...)

Artículo completo: 818 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2020
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Libio Pérez

Editor general de la edición chilena de Le Monde diplomatique

Compartir este artículo