En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Cuatro escenarios para la justicia internacional

Putin, los jueces y la bomba

¿George W. Bush y Anthony Blair serán algún día perseguidos por la justicia internacional por haber provocado la invasión a Irak sobre bases engañosas? Al poner en marcha un proceso contra el presidente ruso, la Corte Penal Internacional no solamente pone en juego su credibilidad, sino también su futuro.

El 17 de marzo, la Corte Penal Internacional (CPI) emitió una orden de arresto contra el presidente ruso Vladimir Putin por un crimen de guerra: la deportación de niños ucranianos. Como la Corte no dispone de ningún medio para hacerla ejecutar, esta decisión no tendrá una consecuencia a corto plazo para el implicado. No obstante, lejos está de ser insignificante. En efecto, es la primera vez que esta institución culpa al jefe de un Estado que cuenta con armas termonucleares, que además se encuentra en tiempos de guerra.

A partir de ahora, varios escenarios son posibles. El primero sería el de un fortalecimiento de la justicia penal internacional. Desde su nacimiento en 1998, la CPI padece de importantes límites. Además de que muchos países entre los más poderosos (Estados Unidos, China, Israel, etc.) no ratificaron su estatuto fundador, no dispone de ninguna fuerza de policía capaz de hacer ejecutar sus sentencias. La Corte multiplicó los procesos que implican a ciudadanos de Estados débiles, principalmente africanos, provocando una acusación de racismo por parte de la Unión Africana (1). Durante los años 2010, la fiscal Fatou Bensouda, en el cargo de 2012 a 2021, valientemente, inició dos procesos contra Estados Unidos y el Reino Unido por crímenes perpetrados en Afganistán y en Irak. Como respuesta, Washington revocó las visas y congeló los bienes de los miembros de la Corte, hasta que fueron abandonadas las actuaciones judiciales. Londres utilizó argucias jurídicas llevando a la fiscal a poner fin al asunto por voluntad propia. ¿Significa la decisión de inculpar al presidente de una gran potencia militar que ya nadie se encuentra a resguardo, si no de la ejecución de una sentencia, al menos de un proceso, incluso de una condena por contumacia? Esta visión optimista será validada si, el día de mañana, la Corte inculpa a otros poderosos, por ejemplo, al ex presidente (…)

Artículo completo: 1 164 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2023
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Mathias Delori

Compartir este artículo