En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Redes criminales que se perfeccionan y buscan ganar terreno

El crimen organizado se hace evidente en Chile

JPEG - 65.2 kio
Loro Coirón, Sin título (Linograbado), 1983
(Gentileza Galería Bahía Utópica)

La característica central del proceso de a-tematización de la política contingente es la instalación de la seguridad ciudadana como el asunto prioritario de las propuestas y el debate político. Llamamos provisoriamente a este fenómeno atematización política, para distinguirlo de la supuesta despolitización de la opinión ciudadana, tesis con lo cual se quiere encubrir la incapacidad de convocatoria de los partidos políticos. No, aquí nos referimos al hecho constatable de que ni los partidos políticos, ni los intelectuales ni la academia se están haciendo cargo del discernimiento sobre el asunto político central del presente, nos referimos a si es el mercado o el Estado es el que debe resolver las demandas más acuciantes de la población, como son el acceso universal y de calidad a: la salud, la previsión social, la educación, la vivienda, de igual manera que a otros derechos más genéricos como el pleno empleo con salarios justos, la provisión de medio ambiente sano y el control de la crisis climática que está deviniendo catastrófica, la instauración de garantías explicitas de igualdad de género, social, etaria, cultural, acceso y manejo al tiempo libre, etc. y, sobre todo, ahora, seguridad ciudadana. Es de destacarse que, la demanda social por seguridad de los bienes y personas es tan alta que en estos momentos el contingente de funcionarios particulares que se ocupa de la seguridad privada quintuplica al contingente público -carabineros, detectives y gendarmes- que se ocupa de igual función.

La delincuencia y el crimen se ha instalado como el problema del presente, no obstante, la gran paradoja es que en los hechos la delincuencia misma disminuye de un 28% en 2017 a un 17% en 2021, pero el temor a ser víctima de ella crece vertiginosamente hasta el 90%, de acuerdo con la medición de la delincuencia mediante las encuestas de victimización conocidas -ver ENUSC y Paz Ciudadana-; excepto, eso sí, el alto crecimiento de los casos de homicidios sin imputados conocidos, lo que expresan los “ajustes de cuenta” de un crimen organizado aun con muy baja capacidad de resolución de conflictos en y entre sus organizaciones.

Impactos

Por así decirlo, se trata de un crimen bajamente organizado aun, lo cual, no obstante, en lo territorial va acompañado de un alto nivel de copamiento barrial mediante la violencia simbólica, principalmente con “narco fiestas”, “narco animitas”, “narco velorios”, “narco sepelios”, “narco ayuda social”, también hay “narco caridad” y. sorpresa, “narco protección, en contra de la delincuencia común”, lo cual expresa la inmadurez matonesca que impera entre este incipiente crimen organizado, que aún se mantiene a nivel de “matonismo barrial”, pero en general, y esto es lo importante que en poco y nada afecta a los bienes ni la integridad de los vecinos. Más claro, el crimen altamente organizado tampoco tiene un impacto negativo en las comunidades locales, ya que precisamente resuelve problemas que el Estado no se muestra capaz de asumir.

Según la ENUSC del INE (Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana) más o menos un 17% de los hogares ha padecido un delito en el último año, de ellos más de la mitad, un 10% con robo desde vehículo, de un bien desde el o un implemento interno o externo o un repuesto, luego viene los hurtos con un 4,2%, robos con violencia con 3,3%, robos (…)

Artículo completo: 1 707 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2024
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Ibán de Rementería

Observatorio Gobierno del Miedo
Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

Compartir este artículo