En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « El descenso de Túnez a los infiernos »
Siguiente artículo: « Los derechos de autor en internet »
>

OGM contra el campesinado

Desde Argentina la soja transgénica atraviesa las fronteras hacia Paraguay y Bolivia y, de contrabando, el sur de Brasil. El mismo tipo de cultivo contamina las campiñas mexicanas, procedente de Estados Unidos. Tras este invasión se perfila un modelo de monocultivo industrial, controlado por las empresas transnacionales, repudiado por los campesinos porque genera nuevas formas de dependencia.

“Terra roxa”. La “tierra roja”, una de las más fértiles del mundo, abunda en el Estado de Paraná, en el sur de Brasil. “Un verdadero sueño”, se entusiasma Laercio Trucolo, que administra la producción de la fazenda Chapadão, un paraíso agrícola de 1.400 hectáreas. “Aquí tenemos sin problemas dos cosechas anuales. Lo que puede dar envidia en Europa.” Un sueño, en efecto. Sueño de jugosas ganancias para unos, gracias a una agricultura cada vez más “moderna” y “tecnológica”. Sueño de subsistencia y de dignidad para otros... mucho más numerosos.

Treinta mil fazendeiros se distribuyen cerca del 70% de las 16 millones de hectáreas cultivadas de Paraná, mientras cerca de 300.000 pequeños propietarios disponen de 40 hectáreas en promedio, o sea cerca del 27% de la superficie cultivada. Por su parte, 300.000 familias de “sin tierra” se reparten la superficie restante, con menos de 5 hectáreas cada una, aunque se necesitan unas 15 para alimentar a un grupo familiar de 6 personas.

Leer

Artículo completo: 230 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2006
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Renaud Lambert

Periodista.

Compartir este artículo /