En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

En Washington, la “línea dura” impide acuerdos positivos

Ineficaces maniobras contra Irán

En momentos en que se abría la posibilidad de una verdadera cooperación entre Irán y Estados Unidos respecto de Irak y Afganistán, una nueva directiva emitida por la administración Bush a fines de abril de 2007 autorizó la intensificación de las operaciones clandestinas destinadas a desestabilizar a la República Islámica. Estos esfuerzos, sumados a las presiones económicas, produjeron reacciones adversas.

En el seno de la administración Bush dos bandos se enfrentan por la política hacia Irán. Por un lado, el vicepresidente Richard Cheney, sus aliados del Pentágono y del Congreso –aguijoneados por el American-Israel Public Affairs Committee (AIPAC)– proponen bombardear no sólo la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz sino también los sitios militares iraníes situados cerca de la frontera con Irak. Del otro lado, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, desea continuar la vía diplomática, reforzando y ampliando las negociaciones con Teherán iniciadas en mayo en Bagdad, sobre la estabilización de Irak. Pero para obtener el aplazamiento de una decisión sobre la opción militar, Rice aceptó un compromiso peligroso: una intensificación de las operaciones clandestinas destinadas a desestabilizar la República islámica, que fueron confirmadas por una directiva presidencial a fines de abril de 2007.

Esas operaciones empezaron hace unos diez años, pero a falta de cobertura oficial, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) actuó sólo a través de intermediarios. Pakistán e Israel, por ejemplo, suministraron armas y dinero a grupos rebeldes en el sudeste y en el noroeste de Irán, donde las minorías baluchs y kurdas –sunnitas– luchan desde hace tiempo contra el poder central persa y chiita. La autorización presidencial de abril permite intensificar las operaciones “no letales” dirigidas directamente por agencias estadounidenses. Además de una intensificación en la difusión de propaganda, de una campaña de desinformación y de la captación de exiliados en Europa y en Estados Unidos para estimular la (...)

Artículo completo: 376 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Selig S. Harrison

Director del programa Asia del Center for International Policy (Washington) e investigador principal del Woodrow Wilson International Center for Scholars (Washington)

Compartir este artículo