En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Esclavos en el paraíso »
Siguiente artículo: « EL NUEVO PARADIGMA EDUCATIVO EXIGE (...) »
>

Detrás de la crisis financiera en Estados Unidos

Un camino insostenible

El comunicado publicado el pasado 14 de junio al término de la reunión de ministros de finanzas del G8 sorprende por su carácter moderado: “La innovación financiera contribuyó de manera significativa al crecimiento y al desarrollo mundial, pero, en vista de los riesgos que corre la estabilidad financiera, es imperioso que se incrementen la transparencia y la consciencia de los riesgos”. Las palabras clave fueron cuidadosamente elegidas: “desarrollo”, “innovación financiera”, por un lado; “transparencia”, por el otro. Otros términos están ausentes: “inestabilidad”, “reglamentación”... Y nada se dice de los factores subyacentes a la crisis: los crecientes desequilibrios de la economía de Estados Unidos.

Ahora bien, en el corazón del proceso que condujo a la actual crisis se observa, más allá de la ausencia de una reglamentación de los mecanismos financieros, lo que podría denominarse el “camino neoliberal” de la economía de Estados Unidos. Un itinerario iniciado a comienzos de los años ’80, tras tres décadas de keynesianismo. Cinco grandes tendencias están en juego. En primer lugar, la desaceleración de la inversión productiva, entendida como el crecimiento de todos los elementos “materiales” que requiere la producción: edificios, oficinas, maquinarias... Esta disminución se ve acompañada por un fuerte crecimiento relativo del consumo. Nada semejante pudo observarse en el pasado...

Artículo completo: 227 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de agosto 2008
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Gérard Duménil y Dominique Lévy

Economistas y directores de investigación en el Centre national de la recherche scientifique (CNRS).

Compartir este artículo /