En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Cobre, infraestructuras, FMI...

El Congo y sus nuevos amigos chinos

Plantados sobre la ruta que domina Matadi, la capital del Bajo Congo, You Jian y Jeng, dos jóvenes ingenieros chinos, no manifiestan ningún sentimiento. A pesar de su sombrero de paja, el sol los enrojece. A veces, a la mañana, encuentran serpientes apretujadas en la profunda zanja que corre a lo largo de la ruta. Con frecuencia deben esquivar rocas, cruzar cursos de agua y, sobre todo, vencer los obstáculos de la burocracia local.

Pero nada impedirá su misión, consistente en tender a través de la República Democrática del Congo (RDC) un cable de fibra óptica que viene de Sudáfrica (West Africa Cable System) que se extenderá desde Moanda, sobre el Océano Atlántico, hasta Kinshasa, donde se hundirá en el río hasta Kisangani antes de unirse, en el este del país, a otro cable que viene del Océano Índico; unos 5.650 km en total. Su jefe, Xie Hunter, responsable local de la China Intertelecom Constructions, una filial de China Telecom, manifiesta también la obstinación de una topadora: instalado en la RDC por tres años, se tomará en total y por todo concepto siete días de licencia. Con sus 1.500 dólares de salario mensual, piensa pagar los estudios de su único hijo, que ha quedado en China.

En este país vasto como Europa Occidental, desprovisto de rutas y de medios de comunicación, pero que las empresas de telefonía privadas han cubierto de antenas, la instalación de la fibra óptica, que transmite sonido e imagen a la velocidad de la luz, representará un salto tecnológico importante: no solamente el costo de las llamadas de los teléfonos móviles disminuirá notablemente, sino que el cable, unido a las computadoras, hará posibles las transacciones financieras, la transmisión de imágenes médicas, la enseñanza a distancia, (...)

Artículo completo: 318 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2009
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Colette Braeckman

Periodista, Le Soir, Bruselas.

Compartir este artículo