En kioscos: Junio 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Crisis a semanas del mundial de futbol

El frágil imperio de Sudáfrica

La actual potencia económica regional, mediadora en numerosos conflictos, ve su prestigio mermado por el crecimiento de la xenofobia y las acusaciones de imperialismo. La población, decepcionada, comprueba que la desigualdad social permanece invariable, y los sindicatos se enfrentan a las políticas neoliberales del gobierno.

“Nuestro país se convirtió en el hazmerreír del mundo entero. El presidente Jacob Zuma hizo quedar a los sudafricanos como payasos ante la opinión internacional”, exclamó Mosiuoa Lekota –presidente del Congreso del Pueblo (COPE), la tercera fuerza política de Sudáfrica– a comienzos de marzo de 2010. Al hablar en una concentración organizada en la ciudad costera de Durban, feudo de Zuma, Lekota, quien dirigió el Congreso Nacional Africano (ANC, por su sigla en inglés) de 1997 a 2007 antes de entrar en disidencia, aludía a las extravagancias sexuales del jefe de Estado, pero también al vigoroso apoyo que le otorga al presidente zimbabwense Robert Mugabe.

Mientras las luchas intestinas desgarran al ANC, en el poder desde que terminó el apartheid en 1994, los sindicatos cuestionan la política liberal del gobierno y la población protesta contra la indigencia del “servicio público”. Muchas asociaciones amenazan incluso con perturbar el desarrollo de las ceremonias de apertura de la Copa Mundial de Fútbol en junio próximo...

Artículo completo: 220 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2010
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Patrick Bond

Profesor en la Escuela de Estudios en Desarrollo de la Universidad de KwaZulu-Natal (Sudáfrica).

Compartir este artículo