En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Los horizontes del movimiento estudiantil »
Siguiente artículo: « Cómo despertar a la izquierda »
>

Crisis en el sistema político chileno

La democracia y el acarreo

En San Ramón, una comuna popular en la zona sur de Santiago, se presentaron dos candidatos a las primarias de la Concertación para nominar su candidato único a la alcaldía, el que en octubre deberá competir con el o los postulantes de derecha y eventualmente con algún otro fuera de pacto. A la competencia en San Ramón -similar a la que el pasado 1 de abril se celebró en otras 141 comunas a la que se presentaron 352 candidatos en todo Chile- postularon un representante democratacristiano y un socialista. Éste último arrendó más de 200 buses de transporte escolar y gastó unos 90 millones de pesos en la campaña. El resultado de la elección en esa comuna fue impugnado.

El día de las primarias del bloque opositor desplazado del poder por la derecha hace dos años, votaron en todo el país más de 350 mil adherentes. En los días siguientes, diversos dirigentes de la Concertación declararon que esta cifra demuestra que “hay fuerza de reserva” para dar continuidad al conglomerado. Pero más allá de los resultados más vistosos en comunas como La Florida y Valparaíso, el proceso dejó en evidencia dos problemas. Uno que ya está instalado hace mucho tiempo y que lejos de atenuarse más bien parece agravarse: el poder del dinero. El candidato que tiene más recursos, tiene mayores opciones de ser elegido. Con el añadido que la recolección de dineros para las campañas carecen de controles públicos eficaces...

Artículo completo: 258 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2012
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Libio Pérez

Editor General de la edición chilena de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo /