En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Grecia trabaja »
Siguiente artículo: « El negocio de las catástrofes »
>

La oposición intenta sacar partido de las protestas

Rebelión popular en Camboya

Después de la violenta represión de enero pasado, los obreros de las textiles siguen movilizados para obtener un aumento del salario mínimo. En cuanto al partido de la oposición que ayer los apoyaba, parece en lo sucesivo más preocupado por sus negociaciones electorales con el gobierno que por las cuestiones sociales.

Phnom Penh, 3 de enero de 2014. Amanece en el boulevard Veng Sreng, transformado en campo de batalla. Los trabajadores en huelga de las empresas de confección, numerosas en el barrio, han erigido barricadas y acosan a las fuerzas del orden. Piedras arrojadas, cócteles Molotov. Varios centenares de policías fuertemente armados responden con lumazos, granadas de gases lacrimógenos y ráfagas de AK47. Estos choques tienen lugar cuando la huelga, lanzada el 24 de diciembre y convocada por las seis principales centrales sindicales del país para conseguir el doble del salario mínimo –de 80 dólares a 160 dólares por mes–, paraliza la casi totalidad de las empresas.

El día antes, la Brigada 911, una unidad paracaidista de elite, había reprimido brutalmente a los huelguistas de la empresa Yakjin. Las trifulcas con las fuerzas del orden siguieron toda la noche y hasta comienzos de la tarde. Saldo: cinco muertos, unos cuarenta heridos graves, veintitrés huelguistas y dirigentes del movimiento asociativo detenidos y severamente golpeados…

Artículo completo: 224 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2014
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Philippe Revelli

Periodista, realizador de la serie documental Terres, http://philipperevelli.com/terres

Compartir este artículo