En kioscos: Octubre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « En Chile, todo comienza »
Siguiente artículo: « Boric: Año uno »
>

Boric en América del Sur

Cuando todavía no termina de asimilar su victoria electoral, ni de armar su equipo de gobierno, el presidente electo se encuentra prematuramente interpelado sobre su política para América del Sur. Y ya ha dado dos definiciones: no acompañará a Sebastián Piñera en su gira para no avalar Prosur, pero apoyará la Alianza del Pacífico. ¿Qué hay detrás de estas primeras definiciones? ¿Qué constelación política aguarda a Boric en la región?

A primera vista, el escenario parece poco amable para el joven presidente chileno: la mitad de los países tienen gobiernos de derecha, incluyendo los dos mayores (Brasil, Colombia) uno mediano (Ecuador) y dos pequeños (Uruguay y Paraguay). Los que se identifican con la izquierda tienen problemas: dos de ellos tienen sus economías quebradas, con fuerte déficit fiscal y alta inflación (Venezuela y Argentina); y los otros dos atraviesan fuertes crisis políticas (Perú y Bolivia). Solo Boric se presenta como un líder de izquierda con una economía equilibrada, amplios consensos y sólidas bases políticas.

De todos modos, este escenario cambiará rápidamente porque los dos mayores países América del Sur elegirán nuevo presidente este año: el 29 de mayo se votará en Colombia y 2 de octubre en Brasil. Según las encuestas, en ambos casos ganaría la izquierda, con Gustavo Petro y Lula da Silva respectivamente. De este modo, Boric tendría dos aliados de primera categoría, representantes de países grandes, con sensibilidades semejantes y proyectos políticos compartidos. Dentro de esa tríada, cada socio tendrá un papel distinto: el mayor, Lula (76), será el consejero, el hombre de experiencia; compartirá en parte este papel con Petro (61), mientras que Boric (35) será la novedad, la frescura y la renovación. Si los dos más experimentados resuelven apoyarlo, Boric podrá convertirse en un líder renovador para toda la región.

De todos modos, todavía falta bastante tiempo para que todo ello ocurra. En el intertanto, Boric tendrá que adaptarse al medio sudamericano, velar sus armas, adquirir experiencia y preparase para su momento de brillo.

Dentro de su entorno inmediato, en el Cono Sur, Boric podrá apoyarse en el prestigioso ex presidente de Uruguay, Pepe Mujica, símbolo de austeridad, reivindicación de los temas emergentes (economía verde, cambio climático, respeto a minorías), y con capacidades para articular mejoras sociales con equilibrios fiscales. En este plano, Boric también encontrará un referente en el actual presidente de Bolivia, Luis Arce, el cual se desempeñó como Ministro de Economía y Finanzas de Evo Morales durante 13 años y logró el objetivo que ahora tiene Boric en Chile: redistribuir riqueza sin destruir la moneda, sin déficit fiscal y sin inflación. Estas experiencias pueden resultar decisivas para los equipos de Boric y es esperable (...)

Artículo completo: 1 417 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2022
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Pablo Lacoste

Doctor en Estudios Americanos. Académico Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), Universidad de Santiago de Chile.

Compartir este artículo