En kioscos: Mayo 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Estudio devela brecha entre emisiones contaminantes y los estándares de la OMS

Chile está lejos de la descarbonización

A quedó de manifiesto en el último estudio que la Fundación @CHileSustentable realizó para evaluar si las empresas que hoy siguen funcionando en las zonas de sacrificio (Tocopilla, Huasco, Quintero y Puchuncaví), cumplen o no con las normas de calidad de aire según los estándares internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Alarmantes cifras arrojó la investigación que la Fundación Chile Sustentable realizó con el objetivo de alertar sobre la necesidad de actualizar las normas para alcanzar estándares que permitan resguardar la salud de la población y la calidad ambiental, según recomienda la OMS.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en septiembre de 2021, lanzó las nuevas directrices sobre la calidad del aire, alertando sobre la urgencia de evitar millones de muertes en el mundo debido a la contaminación del aire. Al comparar la normativa chilena con las nuevas directrices de la OMS, se muestra la enorme brecha entre los niveles de emisiones de contaminantes vigentes en Chile y los estándares recomendados por la OMS para 2021 en cuanto a Material Particulado (MP2,5 y MP10), Ozono (O2) y Dióxido de Nitrógeno (NO2).

Respecto de MP2,5 para la norma de 24 horas: el estándar recomendado por la OMS es 25% más estricto para la norma anual, y 30% para la norma diaria. En cuanto a MP10, el nivel para la norma anual es 30% más exigente que la norma chilena y también 30% mejor para la norma de 24 horas (con percentil 99). Para NO2, el estándar recomendado por la OMS es 10% más exigente para la norma anual y 50% más exigente respecto de la norma horaria chilena. Finalmente, respecto de los niveles de emisión de SO2, la OMS recomienda niveles 26,7% más exigentes para la norma de 24 horas respecto de la norma vigente en Chile.

Actualmente Chile tiene un cronograma de retiro voluntario programado de 18 centrales a carbón al año 2025 para lograr reducir las emisiones de CO2 y lograr cumplir con sus compromisos climáticos. El pasado gobierno dio plazo hasta 2040 para el fin de la operación de las otras 10 termoeléctricas a carbón que aún no tienen fecha específica de cierre (1).

No obstante, si el país estableciera el cierre o reconversión de estas 10 unidades al año 2030, pondría fin a las zonas de sacrificio y, avanzaría en los compromisos climáticos al reducir las emisiones del sector eléctrico de 30 a 10 millones de toneladas anuales de CO2; bajar de 35 mil a 7 mil toneladas anuales de óxidos de nitrógeno (NOx); además de reducir de 35 mil a 3 mil toneladas anuales de dióxido de azufre (SO2) y de 1.600 a 300 toneladas anuales de material particulado (2).

Pero estas voluntades (...)

Artículo completo: 1 331 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2022
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Carola Delgado Ureta* y Ximena Salinas González*

*Periodista (Mg)
Fundación Chile Sustentable.
** Periodista
Subdirectora Fundación Chile Sustentable.

Compartir este artículo