En kioscos: Septiembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El rol de los municipios en el nuevo proceso democrático

Pensar desde las comunas

En menos de un mes seremos muchos los alcaldes y alcaldesas que cumpliremos nuestro primer año en este cargo. Sin duda, un tiempo razonable para incursionar en algunas reflexiones sobre el rol de los Municipios y el ejercicio alcaldicio, aunque aun insuficiente para lo desafiante que es absorber toda la trayectoria histórica acumulada en décadas de debate y acción sobre municipalismo y rol de las comunas en el entramado institucional nacional.

Existen algunas ventajas en este periodo que nos permiten hacer un abordaje más profundo -y también más político- sobre el rol de los municipios. La primera de ellas, es que estamos atravesando por un proceso claro de descentralización; la propuesta de Nueva Constitución vendría a empujar este proceso con más rapidez y consistencia, y es indudable que las fuerzas descentralizadoras, de un tiempo a esta parte, hemos ido ganando terreno en un país con una extremadamente larga experiencia centralista. Esta realidad, junto a un impulso cada vez más latente de exigir a los Municipios ya no sólo la mera administración de las soluciones cotidianas del funcionamiento de las comunas, sino que proyectos territoriales estratégicos de desarrollo, nos pone en un escenario en donde la ciudadanía, las instituciones y los actores políticos, están siendo empujados a atender y vivir la comuna desde un debate y disputa de proyectos más profunda que en décadas anteriores.

En ese contexto, mi intención en estas breves líneas es poder abordar algunas aristas de la reflexión que considero urgente dar desde las comunas en el debate de una nueva fisonomía institucional.

Descentralización igualitaria
La descentralización es un método de gobierno, un conjunto de mecanismos de organización institucional que pueden responder a diversos objetivos. Por eso, cada vez que nos planteamos el objetivo de descentralizar, la pregunta más relevante es ¿Para qué?

El federalismo fiscal, por ejemplo, tan relevante en la década de los 80´ en países como Estados Unidos, entendía que la descentralización tiene como principal objetivo lograr un manejo eficiente de los recursos, a través de la competencia entre las instancias subnacionales. En contraparte, y por mucho tiempo, desde los sectores de izquierdas y progresistas, no tuvimos un abordaje teórico para con la descentralización -las experiencias de Estados centralistas de los socialismos reales caló muy fuerte en las posibilidades de pensar un rediseño de poder distinto al de un poder único y central-. Pero, estas últimas dos décadas, se ha avanzado de manera considerable y se ha logrado ir consolidando un conjunto de objetivos por los cuales impulsar procesos descentralizadores.

Para el objeto de estas líneas, hay dos propósitos de la descentralización que me gustaría destacar y que considero, por lo demás, los más relevantes. El primero de ellos, es el lograr tener países donde la igualdad territorial sea una realidad. Producir territorios con igualdad de derechos y oportunidades para con sus habitantes, es un desafío fundamental en este nuevo siglo donde la pandemia de la desigualdad se sigue amplificando. Mecanismos descentralizadores, que ponen en el centro la igualdad de condiciones entre los territorios es algo clave. Para los Municipios esto es altamente relevante, y tiene como principal arista de debate los mecanismos de financiamiento.

Estos hoy, debieran garantizar, desde la lógica descentralizadora igualitaria dos variables: a) aumento de los recursos fiscales que se entregan a las comunas y b) la incorporación de la variable de igualación fiscal con un per cápita único como financiamiento basal.

El otro objetivo de la descentralización a destacar, es el de la democratización del país. Tener instituciones locales descentralizadas y con poder, es algo clave para la articulación con la comunidad y sus organizaciones. Las frases que más escuchamos y repetimos las y los alcaldes es que “a los Municipios se nos exige de todo”. Se nos traspasan responsabilidades, pero no recursos. Las otras autoridades designadas y electas de nivel regional y central nos dicen “los dueños y dueñas de casa”, pero en la práctica, junto a ese (...)

Artículo completo: 2 058 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2022
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Carla Amtmann Fecci

Directora Fundación Crea <-www.fundacioncrea.cl)]

Compartir este artículo