En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La experiencia de cogestión barrial en Santiago

Protagonismo a las comunidades

Cuando, hace ya un año, asumimos la responsabilidad de liderar el gobierno local de Santiago nos comprometimos, ante nuestras vecinas y vecinos, a llevar adelante una gestión democrática, que ceda el protagonismo a las comunidades, barrios y territorios que integran esta histórica comuna capital de Chile.

En línea con las masivas manifestaciones registradas durante el año 2019 y que sirvieron de impulso para el proceso de cambio constitucional que hoy se vive en el país, nuestra postulación al municipio nació desde diversas organizaciones vecinales, políticas y culturales que buscaban una nueva institucionalidad y que se agruparon en la plataforma llamada “Alcaldía Constituyente”. Construimos en los parques de nuestra comuna, y luego en encuentros virtuales en el contexto de pandemia, un programa de manera participativa, que consta de 40 medidas principales que guían nuestra gestión; y llevamos adelante unas inéditas primarias ciudadanas de manera autogestionada en los barrios.

De este modo, en junio de 2021, para sorpresa de muchos analistas que “no lo vieron venir”, llegamos al Palacio Consistorial santiaguino con un proyecto que tiene a la participación ciudadana como eje fundamental y que aspira a la transformación en los mecanismos de toma de decisiones, basándose en un modelo de cogestión con la comunidad para la consecución de un buen vivir. En Chile, la concepción institucional de la participación es principalmente indicativa y posee un carácter consultivo, amparado en la ley 20.500 que, si bien vino a dar marco normativo a la participación ciudadana, hoy resulta insuficiente y esencialmente delegativa.

A 32 años del fin de la dictadura, vivimos en una democracia representativa, donde la ciudadanía deposita en sus autoridades electas la facultad de decidir y, por lo general, se desliga hasta las próximas elecciones. A nuestro juicio, este modelo colapsó, pues acrecienta la distancia entre representantes y representados, y deja fuera de la ecuación, la mirada de quienes mejor conocen los territorios, necesidades y dificultades, como son los propios vecinos y vecinas. En este escenario, nuestro municipio asume la responsabilidad de poner a disposición la institucionalidad local para profundizar la democracia. En las calles del país, la ciudadanía ha expresado masivamente su interés por involucrarse más directamente en la toma de decisiones. Las comunidades se han empoderado en torno a temas como la seguridad, la protección del medioambiente, los derechos de las mujeres y las diversidades sexogenéricas, la previsión social, y muchos otros ámbitos, exigiendo mayor incidencia en las políticas y acciones públicas.

El desafío en nuestro país, es que los municipios dejen de ser meros administradores de recursos y se conviertan en verdaderos gobiernos locales, avanzando en la construcción de espacios más democráticos y generando un cambio en la calidad de vida de las personas, así como en su capacidad de ejercer la democracia.

Nuestra convicción es que Chile y Santiago deben contar con una democracia de alta intensidad, que disponga espacios de participación y deliberación vinculante, asumiendo la participación como un proceso de transformación. Un gobierno local, como lo entendemos, debe propiciar espacios deliberativos, en los cuales la ciudadanía, las comunidades y los territorios puedan incidir de manera efectiva, no solo en la elección de un representante, sino que definir, en un trabajo mancomunado con el municipio, la inversión, la priorización y la planificación.

Este proceso que nos debe comprometer a todas y todos, no será posible sin incorporar una visión demodiversa e interseccional en la cual la institucionalidad reconozca a los sujetos políticos en sus diversas formas de organización, incluso a quienes no participen en las organizaciones más tradicionales. Avancemos a descolonizar y despatriarcalizar la democracia.

Iniciativas concretas
En base a estas convicciones, desde la Municipalidad de Santiago hemos iniciado una serie de acciones inéditas y concretas, que buscan garantizar “voz y (...)

Artículo completo: 1 982 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2022
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Irací Hassler Jacob

Alcaldesa de Santiago.

Compartir este artículo