En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

A 50 años del golpe de Estado

LLAMAMOS A HONRAR LA FIGURA DEL PRESIDENTE ALLENDE, A CONDENAR EL GOLPE CIVIL-MILITAR Y FORTALECER EL COMPROMISO DE “NUNCA MÁS”

1. A 50 años del Golpe de Estado civil-militar, hacemos un llamado para que esta conmemoración se asuma con la relevancia de un hito histórico fundamental que marcó a generaciones en Chile y el mundo entero. Vimos con horror cómo era derrocado a sangre y fuego no solo un gobierno elegido democráticamente y un presidente que murió en La Moneda defendiendo la democracia, sino también un proyecto de cambio social por vía pacífica, “la vía chilena al socialismo”, que, paradojalmente, fue bombardeado para instalar un régimen cuya crueldad y desprecio por la vida y la dignidad humana quedará en los anales de la historia de la humanidad.

2. A cinco décadas de esta fecha, corresponde que el Estado de Chile lidere tanto la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado como el reconocimiento a la figura del presidente Salvador Allende como hitos centrales para la formación democrática de las actuales y nuevas generaciones. El gobierno debe asumir con convicción democrática que tanto el quiebre de la democracia como la muerte de un presidente que defiende con su vida la Constitución y las leyes, no pueden ser relativizados con discursos que niegan la historia y socavan las bases mismas de toda institucionalidad democrática.

3. Solo así podremos volver a dar sentido al Nunca más y honrar a las mujeres y hombres asesinados, detenidos desaparecidos, torturados, exiliados y oprimidos por la maquinaria del horror que -desde el Estado- a sangre y fuego dominó nuestro país entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo del año 1990.

4. Es también responsabilidad de los actores políticos, sociales y culturales no ceder al relato de quienes justifican el Golpe de Estado, minimizan el impacto y los efectos que esta tragedia tiene para la democracia, omiten la relevancia de la intervención extranjera, ocultan el brazo artero y criminal de la sedición de la extrema derecha, entre otros ejemplos. Estos discursos constituyen una lamentable complicidad intelectual con las horas más viles que ha vivido Chile en su historia, y replican la clásica fórmula de culpabilizar a las víctimas de los crímenes de sus victimarios.

5. Los 50 años del Golpe de Estado se conmemoran en Chile en un contexto de retroceso de las fuerzas democráticas y progresistas luego de las derrotas electorales en el proceso constitucional vigente. Con ello, y como parte de la deriva conservadora, asistimos a la proliferación de discursos negacionistas que cuestionan las violaciones de los Derechos Humanos y los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado de Chile contra hombres, mujeres y niños, documentados profusamente por la justicia y organismos nacionales e internacionales. Es por ello que con una mirada de futuro debemos asumir el compromiso de “Nunca Más” y su promesa de verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición, no como una consigna, sino a través de acciones y políticas públicas que además promuevan en todos los niveles la relevancia del respeto a los Derechos Humanos en una sociedad democrática.

6. En ese marco nos parece necesario decir que mantenemos entre nosotros todas aquellas vidas brutalmente arrebatadas, como las de Gloria Ester Lagos Nilsson, Cecilia Miguelina Bojanic Abad, Jacqueline Drouilly Yurich, Nalvia Rosa Mena Alvarado, Elizabeth de las Mercedes Rekas Urra, Reinalda del Carmen Pereira Plaza, Gloria Ximena (…)

Artículo completo: 1 674 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de agosto 2023
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Compartir este artículo