En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Medio siglo después estamos donde empezamos

El Golpe de 1973 dejó a la educación en una cápsula del tiempo

El influyente sociólogo francés Pierre Bourdieu, sin pertenecer a la tradición del clásico análisis marxista de los años setenta, acuñó el interesante concepto de “inflación en la educación”, para realizar un análisis crítico sobre los resultados de la escolarización. Una perspectiva conceptual que es muy pertinente para evaluar cuánto hemos progresado en justicia, inclusión y equidad educativa, cultural y social, luego del Golpe de 1973 que vino a sepultar el proceso emancipatorio de la reforma educacional iniciada en el año 1969 y profundizada por el gobierno del presidente Salvador Allende.

El análisis de Bourdieu se centra en cómo las estructuras sociales y culturales influyen en la distribución desigual del poder, el conocimiento y los recursos en la sociedad. Para lo anterior, este intelectual también nos heredó el concepto de «capital cultural», para describir cómo los conocimientos, habilidades y disposiciones culturales, pueden transmitirse de una generación a otra y tener un impacto en el éxito social. Dicho de otra manera, esta perspectiva teórica nos ayuda a valorar la evolución de 50 años de educación en Chile.

A partir de 1970, el gobierno de la Unidad Popular inicia la implementación de una serie de reformas en el ámbito de la educación, como parte de su Programa de cambios sociales y políticos. Estas reformas se sostenían en un diagnóstico consensuado por los diferentes actores políticos y sociales que permitieron el arribo de Allende al gobierno. Estas medidas estaban destinadas a democratizar el acceso a la educación, mejorar su calidad y reducir las desigualdades.

En este contexto, las principales reformas impulsadas en escolarización fueron encabezadas por la nacionalización de la educación. Esta medida emblemática para Allende buscaba que, al igual que en el sector productivo, se nacionalizaran las escuelas y universidades privadas y se incorporaran al sistema educativo público. El objetivo era eliminar las diferencias de calidad entre las instituciones y brindar acceso gratuito a la educación.

Por otra parte, la creación del Sistema Nacional de Educación, buscaba establecer un dispositivo unificado de educación, que abarcaba todos los niveles, desde la educación preescolar hasta el nivel superior. Con este modelo, se pretendía garantizar un enfoque coherente y coordinado en todo el sistema educativo.

En el caso de la educación superior, la reforma universitaria apuntaba a la implementación de cambios significativos en el acceso, la permanencia y los resultados de las (…)

Artículo completo: 1 285 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2023
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Dante Castillo* y Mario Torres*

*Investigador PIIE. **Académico UTEM.

Compartir este artículo