En kioscos: Enero 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La obra y legado de los mil días del gobierno popular

Todo lo que debemos a Allende

La memoria de la Unidad Popular ha sido estigmatizada por su desenlace fatal. Las enormes dificultades enfrentadas por el boicot interno y externo, las divergencias al interior de la coalición de gobierno y el relato denigrante impuesto por el pinochetismo generaron una percepción de fracaso político que ha cruzado las fronteras ideológicas.

Incluso la izquierda ha cultivado una imagen del presidente Salvador Allende como un héroe trágico, admirable en lo humano, pero políticamente derrotado, lo que ha desmerecido su valor como estadista clave de nuestra historia. Si se consulta a la opinión pública qué le debe el país a Allende seguramente van a surgir motivos simbólicos, como su ejemplar resistencia al golpe de Estado, el carácter avanzado de su programa, su compromiso personal con el pueblo, su capacidad de resistir contra las presiones y sabotajes de la derecha. Pero no es recurrente que se haga referencia a los aportes históricos, concretos y verificables del gobierno de la Unidad Popular, que se lograron de manera efectiva y que han sido cruciales para la evolución posterior del país, permaneciendo hasta el día de hoy. A 50 años de distancia su enorme obra, construida en poco más de mil días de gobierno, se hace imprescindible de recuperar y valorizar.

Nacionalización

El 11 de julio de 1971 el Congreso aprobó la reforma constitucional (Ley N°17.450) que nacionalizó los yacimientos de la Gran Minería. Aunque sólo se suele recordar que se nacionalizó el cobre, la ley es mucho más amplia al señalar: “El Estado tiene el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas, las covaderas, las arenas metalíferas, los salares, los depósitos de carbón e hidrocarburos y demás sustancias fósiles, con excepción de las arcillas superficiales”.

De esta forma se produjo una nacionalización del litio, oro, plata, hierro, petróleo, carbón, gas natural, manganeso, molibdeno, plomo, zinc, nitratos, sulfuros, tierras raras, yodo, yeso y todos los yacimientos minerales que en el futuro se localicen y tengan valor productivo y comercial para su explotación. Hasta hoy Codelco sigue siendo la empresa productora de cobre más grande del mundo y es la empresa que más contribuye a la economía chilena, proyectándose un aporte al fisco de US$1540 millones en 2023. En sus casi 50 años de historia CODELCO ha entregado excedentes al Estado por más de 100.000 millones de dólares, siendo la principal palanca para expandir el producto nacional y financiar el costo social que, a lo largo de estas cinco décadas, ha sido fundamental en la reducción de la extrema pobreza.

Más allá de los enormes montos que ha aportado esta empresa pública, toda la industria minera que opera en el país, incluso mediante operadores privados, fue irreversiblemente condicionada por medio de la reforma constitucional de 1971. Hoy las mineras privadas explotan un recurso estatal, que les ha sido concesionado, por lo cual deben aportar al fisco por tres vías distintas: 1) contratos de Corfo por arrendamiento 2) por el impuesto a la renta y 3) por el (...)

Artículo completo: 1 562 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2023
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Álvaro Ramis

Rector de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

Compartir este artículo