En kioscos: Enero 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Plebiscito constitucional: El malestar social y el elusivo consenso

JPEG - 24.2 kio
Raimundo Edwards, Serie Equilibrio / Rectángulo: celeste
(Pintura y spray acrílico sobre papel), 2020 (Gentileza Collectio-collectio.com)

Hace casi un año, el 12 de diciembre de 2022, y ante el rechazo al texto constitucional propuesto por la Convención Constitucional, los partidos políticos con representación en el Congreso decidieron perseverar en la idea de elaborar un texto constitucional. Y es así, a partir del reconocimiento de que Chile tiene un “problema constitucional”, que nuevamente estamos convocados a pronunciarnos en las urnas el próximo 17 de diciembre de 2023.

El caso chileno de cambio constitucional se ha vuelto un caso atípico. Si bien en las últimas décadas diversos países de América Latina y de otras regiones del mundo han establecido diferentes mecanismos democráticos para dotarse de un nuevo texto constitucional, el caso de tres intentos en siete años, con dos de ellos fallidos, y un tercero con pocos pronósticos de éxito, hace sin duda que Chile sea un caso de interés para observar, y analizar qué factores pueden llevar a un fracaso recurrente a una sociedad que busca un pacto político institucional a través del reemplazo constitucional.

Mirando el vaso medio lleno, es destacable la vocación democrática de la sociedad chilena. En medio de una crisis de las instituciones, que sabemos se repite en otros países, hemos buscado caminos democráticos para resolver nuestras diferencias. Hasta el momento, hemos concurrido una y otra vez a las urnas para pronunciarnos sobre si queremos o no el cambio constitucional y sobre el órgano constituyente de preferencia, hemos elegido a integrantes de una Convención Constitucional con reglas inéditas en nuestra historia democrática incluyendo la paridad entre mujeres y hombres y escaños reservados para los pueblos indígenas. Seguimos con atención la deliberación constitucional y nos pronunciamos sobre el texto constitucional, esta vez con voto obligatorio que se reinstalaba luego de una década. Luego del fracaso de ese proceso, elegimos un nuevo órgano, el Consejo Constitucional, y participaremos en un nuevo proceso electoral el próximo 17 de diciembre.

Junto con eso hemos fortalecido nuestra práctica participativa como nunca antes. Desde el Proceso Constituyente Abierto a la Ciudadanía convocado por la Presidenta Michelle Bachelet en 2016, donde organizamos Encuentros Locales Autoconvocados, participamos en Cabildos y plataformas online, los Cabildos espontáneos luego del estallido social en 2019, y los procesos participativos que acompañaron a la Convención Constitucional y al Consejo Constitucional, cientos de miles de ciudadanos en Chile y el exterior hemos aportado con nuestras visiones sobre el contenido constitucional.

Mirando el vaso medio vacío, hay otra cara del proceso: la imposibilidad de construir un consenso constitucional. A pesar de la insistencia y perseverancia de diversos grupos de la sociedad de generar un nuevo consenso político y social que nos habilite a deliberar en sede democrática las mejores soluciones a los problemas que enfrentamos como sociedad, el consenso político ha sido elusivo. El deterioro de la arena política, el des-anclaje de los partidos políticos de la sociedad, y las desigualdades, han generado una gran (...)

Artículo completo: 1 571 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2023
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Pamela Figueroa

Compartir este artículo