En kioscos: Abril 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Los temores que golpean a la sociedad

Violencia ecosistémica y los desafíos de una seguridad integral

Desde hace algún tiempo la opinión pública y los medios de comunicación han dado cuenta de acciones violentas que se despliegan en diversos territorios y ámbitos de la vida social. La lista es extensa, sin embargo, casos paradigmáticos los han constituido los ya clásicos portonazos, más de nueve mil el año 2023 (Schüller, 2023) y también nuevas formas de delinquir como los secuestros y ajustes de cuentas. La cultura narco también se ha tomado las calles y, no solo eso, sino también la música familiarizándonos con lenguajes propios de la delincuencia y de las cárceles. Todo esto se hace presente en los espacios públicos donde los grafittis invaden a menudo expresiones artísticas de la comunidad o de pintores territoriales. Caso emblemático, es el museo a cielo abierto de Valparaíso donde ha sido imposible mantener las obras de artes pintadas por connotados artistas a la ciudad que fuera declarada Patrimonio de la humanidad por la Unesco hace más de 20 años.

Las autoridades han planteado que lo más peligroso en esta escalada de violencia es la presencia del crimen organizado puesto que se trata de: “cualquier organización creada con el propósito expreso de obtener y acumular beneficios económicos a través de su implicación continuada en actividades predominantemente ilícitas y que asegure su supervivencia, funcionamiento y protección mediante recurso a la violencia y la corrupción o la confusión con empresas legales” (Giménez-Salinas, 2012, p. 14).

Miedo en la ciudadanía

El Indicador global de crimen organizado ha evidenciado que, durante el 2023, Chile se posicionó en el lugar número 86 a nivel mundial y 19 en América Latina dentro de los países con presencia de este flagelo. En una puntuación máxima de 10, nuestro país obtuvo un 5.18, lo que representa un aumento de un 0.58 con respecto a su clasificación del 2021 (Santillán, 2023). Más allá de las estadísticas, lo más cruento es que efectivamente esta violencia afecta directamente a la ciudadanía, creando el caos, la inseguridad y el miedo en los territorios, pues estas organizaciones, por lo general, están estrechamente ligadas al narcotráfico y su forma de actuar considera crímenes más violentos como el descuartizamiento.

Lamentablemente, Chile se ha convertido en un país atractivo para las organizaciones criminales, según indicó Ignacio Castillo, director de la Unidad Especializada en Crimen Organizado de la Fiscalía. Esto, principalmente, por la facilidad de acceder al país por pasos no autorizados, dada la porosidad y amplitud de nuestra frontera, que ha puesto en jaque a las autoridades en cuanto, no solo a su control, sino como a su gestión, lo que les permite camuflar sus identidades. Lo anterior se torna aún más grave, debido a que el país no cuenta con unidades especializadas para combatir este tipo de delincuencia (Olea, 2023). En estos graves delitos, cada vez es más recurrente la participación de jóvenes que operan como soldados de los narcotraficantes y que actúan con inusitada violencia, utilizando armas de fuego, asesinando, robando, lo anterior, por las condiciones de dinero fácil que ofrece la cultura narco. Es importante mencionar, además, que los narcos están incrustados en territorios más vulnerables, donde tienen secuestrados a su vecinos/as comprando el silencio con amenazas, dinero y un pseudo bienestar, para ello, los jóvenes abonan sus vidas, a veces con la consigna de matar o morir.

Abundando en el tema, la Subsecretaría de Prevención del Delito, señala que los homicidios han aumentado de 845 en el año 2018, a 1.322 correspondiente al año 2022. Lo que preocupa de estas cifras es el aumento de casos, pero además hay otra variable transversal que es el incremento de homicidios sin autor conocido; en ese mismo periodo pasaron de un 23% a un 41% (Centro para la prevención de homicidios y delitos violentos, 2022). Esta situación incrementa la impunidad y la inseguridad, pues no se saben los reales motivos de los homicidios, si se refiere a (...)

Artículo completo: 1 976 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2024
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Sonia Brito*, Lorena Basualto** y Andrea Comelin**

Dra. Sonia Brito Rodríguez, Departamento de Trabajo Social Universidad Alberto Hurtado; Lorena Basualto Porra, Universidad Católica Silva Henríquez; Andrea Comelin Fornés Universidad de Tarapacá

Compartir este artículo