En kioscos: Enero 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Precursores y aliados del nazismo

Racismo y eugenesia en EE.UU.

Publicada un año atrás (octubre de 2005), la novela de Philip Roth La conjura contra América imaginaba la llegada de Charles Lindbergh a la presidencia estadounidense en 1940. Si bien la victoria del célebre aviador, notorio antisemita y simpatizante del régimen nazi sobre Franklin Delano Roosevelt pertenece al reino de la ficción, la influencia del nazismo en Estados Unidos era real. Así lo demuestran los escritos de Henry Ford (el gran industrial moderno), las doctrinas científicas y las prácticas racistas políticas y jurídicas estadounidenses que inspiraron a Adolf Hitler, ejerciendo un impacto nada despreciable en el nazismo.

Algunos, como Daniel Goldhagen, intentaron explicar el nazismo como una perversidad antisemita exclusivamente alemana; otros, como Ernst Nolte, con un espíritu visiblemente apologético, hablan de comportamiento “asiático” o de imitación de los bolcheviques. ¿Y si, tal como lo percibió Hannah Arendt muy tempranamente, el racismo y el antisemitismo nazis tuvieran en cambio una fuente occidental, e incluso filiación estadounidense? En efecto, entre las lecturas favoritas de los fundadores del Tercer Reich se encontraba el libro de un personaje estadounidense altamente representativo: Henry Ford. Por otra parte, las doctrinas científicas y las prácticas racistas políticas y jurídicas de Estados Unidos tuvieron un impacto nada despreciable en las corrientes equivalentes en Alemania.

Artículo completo: 224 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Michael Löwy (1) y Eleni Varikas (2)

(1) Director de investigación emérito en el CNRS. (2) Profesora de la Universidad de París-VIII (Saint-Denis).

Compartir este artículo